Categorías
Antiguos

Una breve historia de los juegos de rol en España, los inicios (1975-1988)

Los Ancianos relatan que el rol llegó hasta estas tierras importado de los EEUU, de Inglaterra y  de Francia. Primero llegó en manos de gente, como productos exóticos que provenían de aquellas lejanas regiones, y poco después empezó a verse en determinadas tiendas, principalmente de Madrid, Barcelona y Bilbao (tributo especial a Guinea Hobbys, la decana de la venta por correo… no olvidemos que esa tienda se fundó para vender a Guinea cuando Guinea era una colonia española).

Los juegos de rol eran algo mágico. Las cajas que se traían en aquella época podrían considerarse auténticos incunables cuyos propietarios adquirían el carácter de dioses en sus grupos de juego. Las fotocopias circulaban libremente, e incluso se vendían.

Al igual que sucedió en el resto del mundo, los primero roleros procedían del mundo de los wargames. Hasta el punto de que surgió una cierta reacción anti-rolera por wargameros que consideraban que el rol estaba matando su hobby (sí, de una forma muy parecida a lo que sucedería posteriormente entre los roleros con el magic, y con los videojuegos :). Los jugadores de aquellos primeros tiempos serían conocidos posteriormente como «La Vieja Guardia», término que, con el tiempo, ha «engordado» hasta extenderse a los roleros de mi generación. Personalmente, que siempre respeté profundamente a aquellos gigantes que comenzaron a rodarlo todo, no me gusta que ahora se considere que la gente como yo seamos Vieja Guardia, me siento como si estuviera usurpando un derecho que no me corresponde.

Al fin, llegó el día en que se publicó el primer juego de rol en castellano, el D&D (Dalmau, 1985) que sería apoyada por tres aventuras, pero que tuvo en realidad poca repercusión en su tiempo. En aquella época estaba causando un mayor impacto la publicación de librojuegos (más conocidos, entonces, como «elige tu propia aventura») que, en algunos casos, se parecían mucho a un juego de rol en solitario (incluso existían varias basadas en el D&D). Sin olvidarnos del mítico Hero Quest (Games Workshop, 1989) un juego de tablero semejante al actual Descent (Edge Entertainment, 2008) y que nada tiene que ver con el actual Hero Quest (Edge Entertainment, 2004)

En 1985 se funda JOC Internacional, y ya nada volvería a ser lo mismo.

Tras unos años dedicándose a la distribución de juegos de tablero, se lanza a la piscina y en 1987 comienza a publicar la revista Líder (en realidad no la funda, sino que la adquiere, es una larga historia). Aunque era inicialmente era más wargamera que rolera, la Líder acabará convirtiéndose en la primera revista rolera española. Poco después publica La Llamada de Cthulhu (1988), su primer gran éxito, que fué seguido de Rune Quest poco despues (también en 1988). Con JOC Internacional se inició la Edad de Oro del rol español.

Sin embargo, por aquel entonces los juegos de rol seguían siendo algo minoritario y desconocido. La obsesión por «dar a conocer su hobby», tan típico de los roleros, y por «salir del gueto» que tan recurrentemente aparece en nuestras discusiones ya estaba entonces a la orden del día. Pero eran tiempos optimistas, y las preocupaciones mínimas, el rol no hacía más que crecer y parecía que iba a convertirse en un entretenimiento de primer orden.

Desgraciadamente, no fue así. En próximos artículos analizaremos por qué.


0 respuestas a «Una breve historia de los juegos de rol en España, los inicios (1975-1988)»

Siento oítelo decir, Tibe, pero yo sí te creía de la Vieja Guardia. ;-P

Si la englobas en esos años (1975-1988) entonces parece que si pertenezco a la Vieja Guardia (y no sólo por mis canas desbocadas).
Me acuerdo de empezar con unas fotocopias del D&D en frances (el master era un vecino de un amigo con el que nos pasabamos videojuegos). Tendría yo 13-14 años (más bien los 14 creo).
Para mí fué un descubrimiento asombroso. Yo, enganchado al juego En Busca del Imperio Cobra, del que me acuerdo que hice como una docena de tableros adicionales en enormes cartulinas (ahora creo que lo llaman «expansiones» porque se me quedaba pequeño el juego original. Y de ahi derivé a los libro-juegos (que también se me quedaban cortos).
Cuando me explicaron qué era eso del rol y jugué mi primera partida, supe que eso era lo que yo había estado buscando desde que empecé a dibujar tableroa adiciones para En busca del imperio Cobra.
Nací con madera de master. ;-P

:D, yo soy un poquito más joven que tú, Verzo 😛

¡Yo también flipaba con el Imperio Cobra! y mira que era malo ese juego 😀

Yo expansiones para el Imperio Cobra no, pero lo que si hacía, tras leer El Señor de los Anillos, era hacer mapas :). Y luego cuadernillos en lso que explicaba como era cada reino 🙂

Eran mapas muy sencillitos, típicos y tópicos, ya sabéis, con el típico «reino élfico en un bosque», «Reino enano en una montaña», «imperio humano», etc Debo tener por casa alguno de esos mapas, a ver si los encuentro :). Pero eso, era lo más típico y tópico del mundo…

PD: Como es Aleph, por otra parte 😀

Pero que bonita es la portada de la primera edición española de Cthulhu… Es genial (aunque el interior sea un caos).

En cuanto el RQ lo tengo aún pendiente de estrenar desde hará dios sabe cuanto tiempo. Está ahí esperando una oportunidad que ya no le llegará.

Por cierto, yo destacaría algo muy particular y descriptivo de la época Joc, la distribución de los juegos de rol en librerías generalistas (con distribución y tiradas realmente notables, lo nunca visto). Muchos de los que empezamos por esa época descubrimos el rol fuera de las librerías especializadas cosa que lo hizo muy visible y accesible, eso luego tuvo que cambiar forzosamente.

Saludetes

Sí, hablo de las grandes librerías en la siguiente entrega 🙂

Yo acabo de jugar una campaña en Rune Quest! (como jugador) y en teoría vamos a jugar la segunda parte cuando el máster tenga ganas 🙂

Tú vivías en Barcelona ¿no? ¿quieres que te avise cuando retomemos la campaña para juegues una partida por lo menos? 🙂

Hombre, gracias por la oferta… Pero como jugador estoy un poco retirado (por voluntad propia, no me amargo por ello). Juego de vez en cuando pero no me lío mucho, pero si algún día quedais para una birra a eso sí que me apunto siempre, que de charlar no me borro nunca. Y lo de jugar no lo descartaría pero tampoco me parece prioritario, aunque un RQ al menos es sencillito, justo para mí paladar.

Saludetes

Que tiempos aquellos….

Yo empecé en esto del rol con 8 añitos y unas burdas fotocopias de D&D. Corría el año 1982. Luego nos hicimos con una Caja Roja de D&D (que fotocopiamos para todos) y aquello fue el no va más.

Todavía tengo en mi casa la primera ediciónd e Cthulhu en castellano (mi padre me aficionó a Lovecraft, Conan y el Señor de los Anillos mucho antes…) y algunas otras joyas de la época…

Buen artículo. Cuantos recuerdos me trae este recorrido por el pasado. En especial la tienda Guinea Hobbies, la cual fue precisamente la primera tienda online a la que compré, y gracias a ella pude hacerme con bastante material rolero, y también no rolero. Allí adquirí algunas expansiones del juego de tablero Heroquest, que también mencionas en al artículo. En fín, unos tiempos mágicos, de pleno descubrimiento rolero.

Yo empecé con el MERP, y poco después fueron cayendo el resto de juegos de Joc (Runequest, Cthulhu, Stormbringer…), luego AD&D, y ya se convirtió en un no parar xD.

Si englobas asta 1988, entonces si me podrias considera vieja guardia, mis primeras partidas las comence en 1986, aunque tengo ams recuerdos del Runequest, te ha faltado mencionar el MERP, aquel libro rojo que tanto se uso en este país.

El MERP… me mira con ojillos desde la estanteria… ahí está, junto a la 2º ed del Rolemaster, con su cajita rojita y todo…. snif, snif ¡mis chiquitines!

Todavía conservo el cuaderno y los dibujos y mapas (¡a color!) de la primera aventura que escribí en mi vida. ¡Jodo, como pasa el tiempo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: