Categorías
Dungeon Salvaje

Un café para Dungeon Salvaje

Tras estar unos cuantas semanas pensando en ello, al final me he decidido. Mi tiempo es limitado, y un amigo me ha dicho numerosas veces que es importante delegar, así que voy a hacerlo.

Lo primero, reconozcamos un hecho: la maquetación del Dungeon Salvaje es un desastre. El haberme decidido por las dos columnas, aunque me trae el sabor nostálgico de los antiguos manuales, es un formato que has de saber gestionar. Y yo no se. Tablas que de vez en cuando ocupan la página entera, líneas huérfanas, secciones que no están claras… todo ello corta la lectura e impide el disfrute de un producto que no por ser gratuito debe de ser una tortura para el aficionado. Y es una pena, porque se que se está utilizando (me llegan mensajes, cosa que me resulta muy agradable) y quizá algunos pierdan las ganas precisamente por esa dificultad.

Pero, además, hay un amigo que me comentó que tenía una serie de imágenes que podía utilizar en el manual, y aunque me las ofreció gratuitamente, me gustaría compensarle de alguna manera por dicho ofrecimiento.

Por supuesto, esto no es una necesidad, y el producto es algo que seguirá siendo gratuito. Como siempre, seguirá en continua evolución, pero aún así, me gustaría poder sacar hitos con algo más avanzado, y para ello si alguien quiere apoyarlo económicamente, solo tiene que invitarme a un café.

Un café para Dungeon Salvaje

El enlace, por supuesto, seguirá estando al final de cada artículo, por si algún despistado más adelante le apetece aportar.

Muchas gracias, y adelante. Seguimos.



Nota al pie

Este blog lo llevo de forma altruista, sin ganar nada por hacerlo. Si te apetece apoyarme o darme un poquito de alas para seguir, puedes hacerlo comprándome un café con leche tocadito de una sonrisa, aquí:
¡A por el cafetico!

¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.