Categorías
Antiguos

Wizards of the Coast inventa los juegos de rol con cartas coleccionables

Esta noticia es un pequeño adelanto de las noticias que veréis en el The Freak Times, muy pronto en vuestros monitores 🙂

Es un secreto a voces que la cuarta edición no está dando el resultado económico que Wizards esperaba. Si darle la gestión de las revistas Dragon y Dungeon a Paizo fue un error, quitárselas fue una temeridad y ahora Pathfinder amenaza con arrebatarle al D&D el título de juego con más ventas en EEUU (desde este año ya le arrebató el del juego que más premios cosecha).

También es bien sabido que Wizards pertenece al gigante Hasbro y que Hasbro funciona como una multinacional mucho más que ninguna otra compañía de juegos. En otras palabras, alguien debe estar recibiendo muchas broncas debido a que D&D no mantiene el nivel de beneficios que tenía hace unos años. Probablemente a esto se deba la retirada de la venta de libros en formato .pdf, como un intento de explicar las pocas ventas por el aumento de la piratería.

El nuevo paso en el intento aumentar la rentabilidad del juego consiste en la publicación de cartas coleccionables que afectan al juego.  Basta leer el comunicado de Wizards, cargado de peticiones de disculpas, para ver claramente que el que lo escribe tiene miedo a la reación de los clientes. En vez de estar escrito en el habitual tono de “mira como mola esto” a mí me da la sensación de que está escrito con un tono de “no es tan malo como parece, os lo juro”.

El nuevo sistema de cartas es, lógicamente, opcional, tal y como insiste una y otra vez el comunicado de Wizards (como si no fuera evidente). La idea es vender sobres de ocho cartas, a un precio de 3,99$ cada uno, donde encontraremos cartas comunes, infrecuentes y raras.

Sí, comunes, infrecuentes y raras.Las cartas tendrán influencia muy real sobre el juego. Y cada jugador se hará su propio mazo. Al iniciar cualquier encuentro, cada jugador robará una carta y podrá aplicar el texto de la carta durante todo el encuentro.

 

10 respuestas a «Wizards of the Coast inventa los juegos de rol con cartas coleccionables»

Chanfle inventaron la rueda, por que creo que la gente de que hizo Warhammer tambien usa carta. A alguien se le prendió un foco y dijo fusionemos al Magic que nos da dinero con D&D, listo. Ahora 4ta y 5ta si seran verderos juegos de mesa. XD

Evidentemente es otro sacaperras de Wizards, pero la idea no es del todo mala. Es como que los personajes tienen una(s) habilidad(es) ‘de un solo uso’, un momento de gloria en la partida.

Cuando jugaba al MERP cada personaje tenía una frase especial que le daba a un +50 a una habilidad. Cuando la pronunciabas, obtenías el bonus. Las frases eran cosas como ‘¡Por la Comarca!’ ‘¡Por el Rey de Rohan!’ etc. Es algo parecido, pero sin pagar. 😉

Realmente no es una mala noticia.

Significa que este sistema está dando sus últimos estertores. D&D es un juego/marca demasiado potente como para desaparecer.

En un año o así veremos el anuncio de la 5ª Edición con una vuelta a los clásicos y las aventuras de siempre.

Bueno, es que llevamos años y años de versiones, ediciones, .5s, para ‘jugar a las aventuras de siempre’. A lo mejor algún día nos damos cuenta de que para ‘jugar las aventuras de siempre’ basta con el ‘juego de siempre’.

A mí me parece bien que Wizards gane dinero. No tengo ningún problema. De hecho, me gustaría que hicieran libros que me interesaran, para poder comprárselos y enriquecerlos más y más. Créeme, estaría encantado.

Lo único que me planteo es si los frikis somos tan tontos como para comprar libros y libros que prometen volver a las emociones del D&D original. A lo mejor os pasa lo mismo que a mí, que voy a las tiendas, miro los manuales y pienso ‘esto ya lo tengo, pero con menos dibujines’. Luego me voy a mi casa con mi dinero en el bolsillo. Mal asunto para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.