Voy a confesarme. Uno de los problemas con los que Tiberio tiene que bregar conmigo es mi falta de paciencia a la hora de publicar algo. Es algo que es mas fuerte que yo. Termino un texto, y tengo ganas[…]↓ Read the rest of this entry…