Categorías
Antiguos

La maldición de los crowdfunding

Vale, he de reconocer que en un anterior artículo hable de las bondades de los crowdfundings, y de todo aquello que los acompaña, tanto en cuestión de ventajas como de desventajas, así como lo que en mi opinión era hacia donde vamos a ir.

Obviamente, tras leer dicho post, solo se puede pensar que estoy a favor de ellos. Y he de decir que si, que sigo completamente a favor de la existencia de los crowdfundings, no solo por que permite a empresas pequeñas lanzar cosas como la revista de rol de nuestro compañero Tiberio, sino porque dan pié a la posibilidad de que salgan proyectos (incluso para empresas grandes) cuya viabilidad está en entredicho.

Y sino, imaginaros esta situación:

– Hola, jefe.

– Hola, buenas. ¿Que deseas?

– Que estaba pensando en el próximo proyecto que podríamos lanzar.

– Ah, ¿si? Ah. Muy bien. Y ¿que habías pensado?

– Nada, mire. Podríamos hacer un pack.

– ¿Un pack? Es que los packs no se venden bien. Tenemos el almacén lleno de packs. La gente quiere figuritas sueltas, no compra packs, a menos que sean muy baratos. ¡Y para eso necesitas vender muchas! ¡¡Muchas muchas!!
– Bueno, yo había pensado en lo siguiente. Cogemos y metemos más de 130 figuras, que tengan algo de heroes, de esqueletos, de demonios, de dragones, de ratas, arañas, toros, centauros, bichos del pantano, algo de mobiliario, y las clásicas, ya sabes, gnolls, orcos, no muertos varios, algunas pulp para contentar, y así. Vamos, variado.

– Uff, pero eso va a costar un montón.

– Bueno, he hecho cálculos, y si sacamos 8000 packs, creo que podemos venderlos a 100$.

– ¿8000 packs a 100$? ¿Pero te has vuelto loco? ¿Quien se va a comprar eso? Anda, pírate y no me vengas con chorradas. Tenemos todavía packs en el almacén de 8 figuritas a 30$, y quieres sacar eso.

– Entonces, ¿no quieres escuchar nada sobre que si añaden un poquito más pueden tener más cosas? Como dragones, o no muertos, o pinturas, o mobiliario para los dungeons, o cosillas así…

– ¿¡¡¡¡Que te pires!!!!?

[…]

– Oye, ¿que te ha dicho el jefe?

– Que no le gusta la idea. No cree en ella.

Pues eso.

Y si sigo estando a favor, ¿porque digo lo de la maldición? Porque quiero… ESTO. Y no puedo gastarme ese dinero para comprarmelo. En concreto, la maldita opción esta: «Pledge $165 or more
Swords & Wizardry Adventurer (International).»

De los autores de Rappan Athuk, Crucible of Freya, Tomb of Abysthor y The Tome of Horrors.

160$ + transporte + impuestos.

¡Arg! ¡¡¡¡MALDITOS!!!!

4 respuestas a «La maldición de los crowdfunding»

A ver, el crowdfunding a mí me parece una gran cosa. Pero me da a mí que muchos están empezando no a verlo como una forma de lanzarse o financiar algo, sino de «si no vendo tantos ni me molesto en hacerlo», de tener ya las preventas hechas.

Que sí, que está bien querer eliminar el factor riesgo, y me parece perfecto que quieran hacerlo.

PERO

Estoy viendo por ahí unos objetivos de crowdfunding que no me convencen pero nada. Suenan más bien a «si no vendo TANTAS unidades y ADEMÁS me saco un pastizal, ni me molesto».

Y, ojo, yo voy a usar el crowdfunding para el Hackers, pero en plan lo que me cueste meterlo en lulu o bubok y un refresco para celebrarlo. Que ya estoy con los números 😛

Ah, bueno. Si, tienes razón.

Pero es que yo no veo mal a que sea así. Es decisión de la empresa el arriesgarse o no, y si deciden tener unas ventas mínimas, que signifiquen una cantidad mínima de pasta, por mi perfecto. Si no me interesa, no lo compro.

Y si la empresa al final se da cuenta de que no puede mantenerse con esos proyectos, pues ya se le bajarán los humos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: