Categorías
Antiguos

¿Qué Ricard qué…?

La primera partida que jugué en mi vida fue al «Alta Inseguridad», un juego sencillito escrito por la CIA (Campos, Ibáñez y Aceytuno) y publicado en una revista sobre juegos de rol.

El primer juego que me compré fue el Aquelarre, escrito por Ricard Ibáñez. Este mismo juego fue el primero que dirigí en serio, y de hecho creo que es el único con varias ediciones del que las tengo todas. Si siempre he dicho que Juan Carlos Herreros es un poco «mi padre» como escritor, tendría que decir que Ricard es «mi padre» rolero.

Así que imaginaros como me afectó cuando en la última página del nuevo Aquelarre y en la lista de correo del mismo juego empezó a insinuarse que Ricard dejaría de escribir rol. (No de jugar, quede claro, que eso no creo que lo deje hasta que la artrosis le impida lanzar los dados)

Yo, sinceramente, no me lo creo. Como mucha gente que le conoce mejor que yo, por cierto :). Ricard ha emprendido una fructífera carrera como novelista que esperamos todos que de los mejores frutos posibles. Pero no me creo que deje de escribir juegos de rol. Porque no creo que las novelas le llenen tanto como el rol 🙂

En cualquier caso, si sucede lo peor, si me equivoco, sólo quedará agradecerle a Ricard todo lo que nos ha dado. A mí, desde luego, me ha dado mucho. Y habrá que agradecerle lo que nos ha dejado. Nos deja un Aquelarre renovado y actualizado. Con un grupo de personas, entre las que destaca Antonio Polo, que han demostrado que son capaces de seguir, sin arrugarse, la senda del maestro. Posiblemente, este sea el mayor regalo que nos ha dejado Ricard.

Gracias por todo, maestro. Tus acólitos nos quedaremos esperando a cuando quieras traernos una nueva lección. Todavía nos queda mucho por aprender.

9 respuestas a «¿Qué Ricard qué…?»

Ostras… todavía no he llegado a ese texto. El libro de Aquelarre me está gustando mucho de leer, pero tengo que reconocer que es largo, largo, largo.

Eso si, en cuanto lo termine, partida al canto 😀

En cuanto a lo de Ricard, yo tampoco me lo creo, y menos si sigue jugando. Estoy seguro de que aunque sea algo pequeñito, volverá a escribir.

Yo tampoco había llegado, fue por lo de la lista de Aquelarre que me fuí para allá 😀

Yo estoy pensando en dirigir la mítica «La fiesta de los condenados» de Ars Magica, pero con el Aquelarre 🙂

El Alta Inseguridad fue mitico.

Para muchos de los que en aquel entonces comprabamos la revista Lider, la Dragon y tantas otras relacionadas o sobre rol, generalmente porque no teniamos dinero para comprar ningun manual, y alguna de estas contenia un juego completo se nos ponian los ojos como platos y mas con un juegazo que dio tanto de si como el Alta Inseguridad.

¡Que tardes y noches de rol y amigos!…desde Frikis y Mazmorras, le pedimos desde aqui a Ricard Ibañez, que casi es ya uno más de nuestro grupo de juego, casi como familia, que nunca lo deje… con o sin artrosis.

Es completamente cierto lo que ¿comentan? Miguel & Santi. En mi caso, de la revista Lider y Ricard Ibañez lo que nos dejó con unas cuantas tardes de risas salvajes fue el juego de MiliKK.

En aquella época nos encontrábamos en la edad de aceptar, prestar socialmente o echarnos las mantas a la cabeza y tirar pal monte, y con el descojone semanal de un Ivá que todavía no se había muerto y el pensar a ver que hacíamos, este juego fue un revulsivo que nos enganchó como pocos.

Ostras!!!

Muy buenas! Y muy bienvenido al blog. Solo puedo decirte una cosa que realmente me sale de dentro. Muchísimas muchísimas gracias por los momentos que nos hicisteis pasar los tres gracias a vuestros módulos y juegos.

Yo creo que es normal que Ricard decida concentrarse en algo que va a darle de comer en lugar de en el rol ;), pero como también he dicho en la lista de correo de Aquelarre, los viejos roleros pueden dejar de publicar… pero no creo que Ricard deje de jugar ;).

Es más, estoy contigo, Tiberio: seguro que cuando pase un tiempo, le vuelve a picar el gusanillo de escribir algo 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: