Categorías
Antiguos

Mens sana in corpore sano

Vale… quizá muchos de vosotros, apoltronados en vuestras butacas o sillones de conquistar el mundo, repantigados en el sofá, rodeados de bolsas de papas, con la cocacola al lado y el portatil/pc/lo que utilicéis para acceder a internet os preguntaréis si este post es necesario. Si existe la necesidad de que, por muy gordos frikis comedoritos que seáis, tengáis que hacer deporte, cuando el mayor deseo que tenéis es conseguir escribir un texto lo suficientemente bueno como para poder utilizarlo, darlo a conocer y, quizá, venderlo.

Os entiendo, de verdad. A muchos os conozco, y se que sois incapaces, por unos motivos u otros, de poneros a hacer deporte. Algunos por dolencias reales. Otros, por que no os apetece nada de nada. Y los más, porque no os apetece nada de nada y os inventáis dolencias que acaban siendo reales de tanto sugestionaros.

A estas alturas no voy a ponerme a explicar las bondades del deporte. No del deporte de competición, el cual considero bastante perjudicial a largo plazo, sino del deporte como método de mantenimiento. Todos entendemos que es bueno… solo que no nos apetece hacerlo. Se suda, cansa, es tiempo que podría estar haciendo otra cosa, hay cosas más interesantes que me ocupan en este momento, etc, etc, etc. Vamos, excusas, las he oído miles entre los frikis. La mejor, la que más me gusta, es una que me ha llegado varias veces de distintas personas: «Tengo alergia a mi sudor«.

Dentro de los deportes de mantenimiento, uno de los que mayor afición está generando (entre la gente mayor, vale, pero no es que vosotros seáis unos deportistas de élite) es el caminar. Recomendado por la mayoría de los médicos, el simple ejercicio de caminar, una hora al día al menos tres veces por semana (mejor si son seis de los siete) nos permite mantener una salud cardiovascular buena, y encima sin forzar el cuerpo como ocurre con otros deportes. Se adelgaza (una hora de andar equivale a media hora de footing), haces que el corazón se menee, y te sirve para bajar los niveles de ácido úrico y colesterol. Vamos, todo ventajas.

Alguno estará pensando… «joer… el tío este dandonos la brasa con eso de hacer deporte… ¿y que tiene que ver esto con los juegos de rol?».

Mucho.

Si caminas solo, una vez has cogido el hábito y tu cuerpo ya sigue un recorrido conocido, te darás cuenta de que la mente te funciona muchísimo mejor que si estás sentado en casa, en el sofá, mirando el techo. Las ideas vienen y van, y no cuesta nada reflexionar sobre todo lo que has hecho y el camino que te queda por delante. Es en estos momentos cuando saltan muchas de esas ideas felices de las que hemos hablado en otros posts, y que van rondándote por la mente hasta que logras que salgan. O, facilmente, descubres los pasos que has de realizar para llevar a buen puerto el texto que tienes atascado.

Con el tiempo, te darás cuenta de que no solo te sientes mejor y te encontrarás en un estado más saludable, sino que una hora se te hará corto para todo lo que ronda tu mente en esos momentos. Al adquirir el hábito, adquieres también la costumbre de encontrarte, al menos tres veces por semana, únicamente con tus pensamientos, donde ni la televisión ni internet pueden distraerte, y cada vez te será más fácil organizarte el trabajo, pensar en los posibles bloqueos, programar las siguientes entregas y planificarte a ti y a los que estén contigo.

Y, encima, haciendo deporte. Todo un chollo.

9 respuestas a «Mens sana in corpore sano»

CLAP-CLAP-CLAP

Mis aplausos y felicitaciones por tan interesante e importante post. Aunque suelo ojear vuestro blog, solamente leo en detalle la mitad de entradas debido a que tenemos intereses roleros distintos, pero de vez en cuando topo con entradas como estas que hacen que valga la pena seguir entrando día tras día.

No solamente has sacado a colación un tema de suma importancia que afecta especialmente a nuestro colectivo sino que además has dado buenas e interesantes razones para que mejoremos nuestros hábitos.

No puedo más que aplaudir:
CLAP-CLAP-CLAP

Selenio.

Lo de la etiqueta de «Coaching» no era por decir, ¿eh? 😉

Pero vamos, sigue por ahí que vas muy bien. De hecho, consejos para el friki caminante y creativo:

– No vas a pararte a apuntar las ideas, es mejor (a no ser que te dediques a correr a todo meter, que entonces no te quedará resuello) que te lleves una grabadora o algo similar, y luego en casa apuntes las ideas grabadas.
– Intenta siempre pensar en algo en esos momentos, si dejas la mente en blanco terminarás aburriéndote y frustrándote. Un PNJ, un capítulo de tu proyecto, una nueva clase de personaje… Lo que sea, pero intenta que tu mente no quede ociosa porque de lo contrario tu cuerpo le seguirá irremediablemente.
– Si te pones nervioso y te cuesta mantener la concentración, lleva un par de dados en la mano y juguetea con ellos; en serio, funciona.
– Si aun así no eres capaz de pensar, cuenta los pasos que das. Todo por no dejar la mente a su aire.
– Antes de salir de casa deja una botellita de agua fuera de la nevera y cuando vuelvas ve directamente a por ella, SIN ABRIR LA NEVERA. Por un lado no tendrás problemas con la garganta, y por otro evitarás muchas tentaciones.

A ver para cuando tablas de gimnasia para frikis y cosas así, Kano. 😉

joder ..si es que hasta en los blogs …ya se que estoy gordo !!!!!!..

El otro día me hice una contractura en la espalda y el cuello solo de estar sentado con el ordenador todo el día y no me imaginaba lo que puede llegar a doler…

o sea que merece la pena seguir el consejo que das

un saludo

No creas… no se trata de estar gordo o no 😀

A mi me pasó hace dos años, y claro, al estar de baja mucho tiempo tuve que replantearme lo de hacer deporte. Así que al final, si o si, intenté encontrarle alguna salida friki al deporte que tenía que hacer 🙂

Estoy totalmente de acuerdo en todo. Es más, es que es lo que yo hago.

Vivo en una gran ciudad y siempre que el tiempo me lo permite (climatológica y cronológicamente hablando) me desplazo a pie de un sitio a otro. Eso significa pateadas de 30′ hasta de 2 horas, y anda que no he pensado cosas paseando. Ahora con las tiras, por eso llevo un bloc siempre encima, para apuntar lo que se me ocurre.

Cuando voy a casa de mis padres intento hacer un buen paseo después del habitual ágape.

Y bueno… A nivel más «pro» tengo el footing, pero allí ya pongo toda la carne en el asador y se piensa algo menos.

Pero vamos, es cambiar unos pocos hábitos y todo va a mejor.

Saludetes

PD- Lo de «Tengo alergia a mi sudor» no es que me lo hayan contado. Lo he visto. Un amigo de antaño se ponía todo rojo cuando sudaba, pero con una simple pastilla lo podía contrarrestar. Sí, es algo bastante alucinante…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: