Categorías
Antiguos

Acostumbrandose a escribir

Escribir para juegos de rol es, fundamentalmente, una práctica.

Las primeras veces cuesta horrores, y en muchas ocasiones, una autocrítica negativa hace que pensemos que no nos va a salir lo que deseamos que nos salga, o lo que acabamos de realizar no merece la pena. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo y seguimos escribiendo vemos como poco a poco va incrementandose la fluidez con la que plasmamos nuestras ideas, de las estructuramos y las presentamos en un producto final interesante y bien construido.

Lo que en un principio tropieza con mil y un obstaculos, poco a poco va convirtiendose en algo natural. Es más facil enfrentarse al papel en blanco, es más facil encontrar la concentración necesaria para escribir sin interrupción, y es más facil ir desarrollando el texto en una estructura en la que nos sentimos cómodos como texto final.

Llega un momento en el que comienza a ser facil escribir, y entonces es cuando casi sin darnos cuenta comenzamos a dejarnos llevar y a disfrutar. Una frase conocida y que da nombre a muchos de los libros que sirven de ayuda a los nuevos escritores es la siguiente:

«A escribir, se aprende escribiendo».

Y es cierto. Como casi todo en esta vida, la práctica hace al maestro, y con la escritura pasa lo mismo. Es importante que te acostumbres a no detenerte, de que vayas cogiendo el hábito de escribir durante un tiempo preestablecido sin levantar los dedos del teclado. De que te vayas convenciendo de que puedes hacerlo.

La mejor manera de conseguirlo es establecer una rutina de escritura que sea facil de cumplir y que puedas realizar todos los días. Por ejemplo, no mas de diez minutos o un cuarto de hora. Cada tarde, o antes de acostarte, sientate delante del teclado, o delante de la libreta donde escribas, y durante diez o quince minutos escribe sin levantar la cabeza de lo primero que se te ocurra. Un resumen de la última partida, un historial para un personaje, una descripción de un edificio o zona. Pero lo más importante es que consigas dos cosas:

– No te detengas mientras escribes durante esos diez minutos. Es importante que este ejercicio tiene como objetivo el conseguir que te sea natural escribir durante un periodo largo de tiempo. Da igual que comiences escribiendo sobre un tema, y este evolucione poco a poco hasta acabar en otro tema completamente distinto. Lo importante, mientras haces el ejercicio, es encontrar la fluidez en la escritura.

– No revises lo que has escrito. No importa. Olvidate. Ya lo leeras mas adelante. No hagas que un simple ejercicio de escritura que debería de durar diez minutos, quince máximo, se transforme en varias horas, y consigas cansarte lo suficiente como para creer que al día siguiente no es necesario que te pongas delante del teclado. El ejercicio busca, además de la fluidez, la constancia.

Una vez finalizados esos diez minutos, guardar lo que has escrito en una carpeta. O, si escribes en papel, guarda todo lo que escribas en un mismo sitio. Una carpeta. En las hojas consecutivas, si utilizas una libreta. Es importante que no tires nada, como ya veremos más adelante.

Una vez al mes, el último día como resumen recopilatorio, o el primero del mes siguiente, como un nuevo inicio, revisa todo lo que has escrito durante esos diez minutos diarios. Te encontrarás con unas cuantas sorpresas que quizá te interese desarrollar más adelante.

Piensa que, si lo haces todos los días, al cabo de un año habrás escrito 3560 minutos. Un total de casi 61 horas de ideas varias.

23 respuestas a «Acostumbrandose a escribir»

Voy a probarlo, que no será por temas y por no tener 10 minutos.

Esta semana he leído en una web de gestión del tiempo y perdemos mucho tiempo con tonterías como chatear y demás… Y la verdad es que yo noto cada vez más que no me cunde el tiempo libre, nada de nada.

Delfar:
Lo que comentas es cierto. En muchos casos se soluciona de la manera mas simple, pero hay que realizarla con constancia. Si coges una libreta y vas apuntando el tiempo que gastas en cada cosa, al final del día te das cuenta de la cantidad de cosas que haces que no sirven para nada. Al principio, incluso es duro, porque ves la realidad a la cara.

Pero luego te vas acostumbrando y vas gestionando mejor el tiempo. Y realmente es muy satisfactorio. 😀

Marce:
Si, esa es una de las razones, seguramente 😀

«- No revises lo que has escrito. No importa. Olvidate. Ya lo leeras mas adelante. No hagas que un simple ejercicio de escritura que debería de durar diez minutos, quince máximo, se transforme en varias horas, y consigas cansarte lo suficiente como para creer que al día siguiente no es necesario que te pongas delante del teclado. El ejercicio busca, además de la fluidez, la constancia.»

Muy buena idea, desde luego, es un buen consejo para todo el que quiera empezar a escribir.

Escribe, como sea, pero escribe. Si te gusta, si lees, si juegas, sacarás al escritor que llevas dentro.

Lo de «si juegas» es una de las partes fundamentales de error en la mayoría de la gente que escribe rol. Hay bastante gente a la que le gusta escribir que luego no suele jugar. Y lo peor, hay gente que escribe algo (un módulo, un reglamento) y luego en su casa NO LO JUEGA. ¿Para qué lo has escrito entonces, si ni siquiera tú lo usas? Claro que esta reflexión podría dar para una entrada completa.

Estoy de acuerdo, pero con una única excepción. Si la persona que escribe sobre un juego de rol en concreto no juega pero tiene los huevos pelados de haber jugado en el pasado a dicho juego de rol y se conoce las reglas por las páginas del manual en el que aparecen.

De hecho, en algunos casos, considero incluso bueno el no estar jugando.

Y si, dará para una entrada completa 🙂

No me deja contestar más abajo, así que te contesto aquí mismo (es una respuesta al comentario de Kano al mío, por si acaso sale mal).
La cuestión: eso no es del todo cierto, yo puedo haberme sabdo un juego al dedillo hace un par de años pero, si ese juego ha seguido una evolución, ahora me sería muy chungo «reengancharme» a él. ¿Tú crees que un fan de Leyenda de los Cinco Anillos primera edición sería bueno para escribir cosas de tercera edición? Para empezar toda la ambientación ha avanzado más de cincuenta años y ha cambiado por entero, por no hablar de que a las reglas también se les ha dado un lavado de cara… No sé, no me termina de convencer tu argumentación, para que un escritor funcione bien, o escribe material propio o tiene que estar «al día», y para bien o para mal la mejor manera de estar al día es jugando.
Es más, te diré que a veces se puede notar cuando alguien escribe sobre un juego que tiene un poco oxidado. 🙂

Entiendo tu reticencia, Marce 🙂

Pero creo que consideramos «un mismo juego» cosas distintas. Si el juego ha seguido una evolución es distinto, tanto si ha avanzado la linea temporal del juego como si han cambiado la edición.

En el caso en el que comentas, por ejemplo, el fan estaría capacitado para escribir artículos de los Cinco Anillos de la primera edición, pero no de la tercera. Y siempre y cuando hubiera estado jugando.

Te pondré un ejemplo personal. Hace seis años, yo podría haber escrito perfectamente aventuras para AD&D en el mundo de la Dragonlance, llevando un año sin jugar en esa edición ni con esa ambientación. Hoy, no me atrevería sin jugarlas (tal y como comentas). La linea temporal ha avanzado. Y la edición tambien. Y estoy bastante… oxidado. 🙂

Hola, amigos:

Ahora, con el Taller de Rol de Pedro J. Ramos, estoy aprovechando para poner en práctica vuestros consejos.

¡Joder! (¡Con perdón!) ¡Qué razón teneis! Si es que todo es práctica.

Aporto mi granito de arena de experiencia: He notado que, al menos en mi caso, cuando escribo en papel o libreta se trata de un proceso más íntimo, más sensual, más… creativo. Como moldear la arcilla. En cambio, delante del ordenador se trata de algo más formal, con menos conexión emocional, empática, o como *coño* se diga.

De todas formas, trabajar con el ordenador ahorra tiempo. Y supongo que todo será acostumbrarse… digo yo.

Un saludo a todos,

Sergio.

Mi blog de trabajo sobre el Taller de Rol de Pedro J. Ramos
(por si alguien todavía no lo sabe):
http://jdr-por-fasciculos.blogspot.com/

Yo, poco a poco, voy evolucionando con los materiales.

Antes era un fan irredento de la libreta y el boli. Durante años, si no lo hacía así, no podía escribir.

Poco a poco me fui dando cuenta de que, realmente, se trataba de un tema de concentración. Si estoy con una libreta, solo estoy con la libreta. Si estoy con el ordenador, estoy con el ordenador, internet, mis amigos, el correo…

Ahora, con el tiempo, he logrado mantener la concentración en el ordenador, y me es más… cómodo. Pero nunca he dejado la libreta, porque me sigue siendo más agradable.

¡Hola, Bohemiozzz!

Cuando llegues a tener que escribir partes de reglas y tablas y demás, si se da el caso, te darás cuenta de lo mal soporte que es la libreta para esos menesteres… Para bien o para mal, gran parte de escribir material rolero se parece más a la creación de un manual técnico que de una novela, por lo que exige que tengas unos recursos más… pragmáticos, podríamos decir, a tu disposición.
Eso si, mientras que no hablemos de reglas nunca pierdas la afición de escribir en papel, yo siempre alucino con la cantidad de gente de mi edad (y de treinta para abajo, ya ni te cuento) que ya casi no sabe escribir si no es con un teclado… muy triste…

Pues es curioso, yo uso siempre ordenador, la verdad, porque escribo más rápidamente y si no me agobio.

Pero si me das a elelgir entre escribir a mano reglas o ambientación, prefiero escribir reglas. La libreta te da una libertad a la hora de hacer esquemas, anotaciones y demás que es muy útil con las reglas, y no te sirve de nada con las ambientaciones.

Eso es porque no usas el software adecuado, en todo caso (siempre de buen rollo, en mi humilde opinión y todo eso) 😉

Si quieres hacer esquemas utiliza un programa tipo Freemind, que te vendrá genial (y es gratuito, y Kano lo recomendó en su momento)

Sobre lo del software que dice Marce yo es que me encuentro más cómodo pensando sobre un papel con un lápiz.

Debe ser algo nostálgico por las horas que me tengo tirado por el suelo dibujando y escribiendo…

En el ordenador me bloqueo y me distraigo con más facilidad (como ahora que estaba a otra cosa) 😛

Si quieres un día te dejo mi Amstrad CPC (aun funciona), que para editar texto va que chuta… 😉

(eso si, todos los juegos de Dynamic, Opera y Topo te los quito, que con eso si que no rendías pero nada, nada)*

*comentario viejuno… pero viejuno, viejuno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: