Las pociones mágicas son líquidos cuyas propiedades producen efectos en aquellos que se los toman. Estos efectos se producen al final de la ronda en el que son consumidos. Por lo tanto, la duración del efecto cubre tantas rondas como se indique, sin incluir la ronda en la que el personaje se bebió la poción.

Las pociones son difíciles de encontrar. Es posible que algunas de estas pociones se encuentren disponibles para su venta en las grandes ciudades, pero no es algo común. La cantidad será mínima, el precio alto y las posibilidades de conseguir más desconocidas.

Cuando se consigue una poción mágica, se debe de calcular cuantas dosis tiene. Si en la poción se indica que existe una dosis, solo hay una. Si se indica que hay d3 dosis se tira 1d3 (o 1d6, siendo 1-2=1, 3-4=2 y 5-6=3).
Algunas pociones proporcionarán mejores resultados si se beben múltiples dosis de golpe. Sin embargo, estar bajo los efectos de dos o más pociones diferentes a la vez es peligroso, quedando el personaje al capricho del máster. Como sugerencia: realiza una tirada de Vigor. Si se pasa la tirada con un aumento o mas, ambas pociones funcionan con normalidad. Si solo se pasa con un éxito, la primera de las dos pociones funciona con normalidad, y la segunda falla. Con un fallo, ambas pociones fallan. Si sale un Ojos de Serpiente, trata las pociones como si fueran venenos.

Poción de amor: cualquiera que beba esta mezcla naranja brillante tendrá el poder de enamorar a la primera persona que vea que corresponda a su orientación sexual durante el siguiente minuto a la ingesta. La víctima se enamorará completamente durante al menos tres rondas, y hará todo lo necesario para protegerle. Después de este tiempo, el enamoramiento persiste hasta que el personaje enamorado es separado del objeto de su deseo, fuera de toda vista y de cualquier tipo de comunicación, durante al menos un minuto, o hasta que el ser del que está enamorado le haga una petición que sea directamente contradictoria a los intereses o forma de pensar de la víctima. En estos casos, la víctima tiene la posibilidad de realizar una tirada de Espíritu para romper el encantamiento. Si falla, el enamoramiento persiste hasta que se le vuelva a realizar una petición contraria o se le vuelva a separar de su lado. Un personaje solo puede ser afectado por una poción de amor a la vez. Si otro bebe otra poción de amor y enamora al mismo personaje, este olvidará a su anterior amor y lo reemplazará por el nuevo.

Poción de cambio de forma: esta sustancia oleosa de color purpura provoca en el que se la bebe el mismo efecto que el conjuro de Cambio de forma, con una duración de un minuto. La forma está predeterminada y la determina el alquimista o mago en el momento en el que crea la poción. Si se beben dos dosis idénticas a la vez, se incrementa la duración a una hora.

Poción de correolas: nada más beberse esta gelatina verde, el personaje experimenta un frio repentino, y la piel se vuelve fresca y algo viscosa. Seguidamente empieza a eructar burbujas de aire, de forma inofensiva pero muy incómoda. Se ve afectado por el conjuro Respiración acuática durante una hora. Si bebe cualquier dosis adicional en cualquier momento, cada una añadirá una hora entera a la duración.

Poción de curación: esta bebida turbia de color azul cura al momento una Herida, hace que un personaje Incapacitado recupere la consciencia o si el personaje no está herido, le recupera un nivel de Fatiga.



banner