Ni en días de fiesta descansamos, aunque vayamos poco a poco. Hay dos cosas que esta semana me gustaría comentar.

Por un lado, la primera de las aventuras del Heroquest Salvaje, “La Pista”, ya está adaptada a las reglas del Dungeon Salvaje. Falta escribir unos cuantos detalles, revisar el texto y maquetar en formato A5, para que os lo podáis imprimir. Supongo que todo ello tardará un par de semanas, quizá tres. Es cierto que no está probado en mesa, pero de eso me encargaré tan pronto reúna al grupo de jugadores.

La segunda, que hay un cambio importante en el funcionamiento de la iniciativa. Según el manual, dice:

“Tras repartir las cartas de acción, el DJ comienza la ronda de combate contando hacia atrás desde el as hasta el dos y cada grupo de personajes resuelve sus acciones cuando nombre su carta.”

Aunque no lo dice explícitamente, en mesa siempre hemos jugado a que las cartas se enseñan, sabiendo cada uno en que momento va a actuar tanto él como sus compañeros, y permitiendo así una planificación de las acciones.

Pues bien.. añadimos un nuevo Subsistema específico para Dungeon Salvaje:

“Tras repartir las cartas de acción, el DJ comienza la ronda de combate contando hacia atrás desde el as hasta el dos y cada grupo de personajes resuelve sus acciones cuando nombre su carta. Las cartas, una vez repartidas, permanecerán bocabajo sobre la ficha del personaje o tras la pantalla del máster, y los jugadores no indicarán el orden de sus personajes u aliados. Cuando el máster llegue en el conteo hasta su carta (o hasta el momento que desee si quiere Esperarse) será cuando le de la vuelta a la carta e indique al resto de la mesa que quiere actuar en ese momento.“.

Esta regla obliga a que cada jugador piense en sus habilidades y en aquellas acciones que crea más probable que van a realizar sus compañeros. Hace el juego más duro, pero las acciones más reales, permitiendo algo de caos en los momentos de combate.

Espero que os guste.



banner