Vale, he de reconocer que en un anterior artículo hable de las bondades de los crowdfundings, y de todo aquello que los acompaña, tanto en cuestión de ventajas como de desventajas, así como lo que en mi opinión era hacia donde vamos a ir.

Obviamente, tras leer dicho post, solo se puede pensar que estoy a favor de ellos. Y he de decir que si, que sigo completamente a favor de la existencia de los crowdfundings, no solo por que permite a empresas pequeñas lanzar cosas como la revista de rol de nuestro compañero Tiberio, sino porque dan pié a la posibilidad de que salgan proyectos (incluso para empresas grandes) cuya viabilidad está en entredicho.

Y sino, imaginaros esta situación:

– Hola, jefe.

– Hola, buenas. ¿Que deseas?

– Que estaba pensando en el próximo proyecto que podríamos lanzar.

– Ah, ¿si? Ah. Muy bien. Y ¿que habías pensado?

– Nada, mire. Podríamos hacer un pack.

– ¿Un pack? Es que los packs no se venden bien. Tenemos el almacén lleno de packs. La gente quiere figuritas sueltas, no compra packs, a menos que sean muy baratos. ¡Y para eso necesitas vender muchas! ¡¡Muchas muchas!!
– Bueno, yo había pensado en lo siguiente. Cogemos y metemos más de 130 figuras, que tengan algo de heroes, de esqueletos, de demonios, de dragones, de ratas, arañas, toros, centauros, bichos del pantano, algo de mobiliario, y las clásicas, ya sabes, gnolls, orcos, no muertos varios, algunas pulp para contentar, y así. Vamos, variado.

– Uff, pero eso va a costar un montón.

– Bueno, he hecho cálculos, y si sacamos 8000 packs, creo que podemos venderlos a 100$.

– ¿8000 packs a 100$? ¿Pero te has vuelto loco? ¿Quien se va a comprar eso? Anda, pírate y no me vengas con chorradas. Tenemos todavía packs en el almacén de 8 figuritas a 30$, y quieres sacar eso.

– Entonces, ¿no quieres escuchar nada sobre que si añaden un poquito más pueden tener más cosas? Como dragones, o no muertos, o pinturas, o mobiliario para los dungeons, o cosillas así…

– ¿¡¡¡¡Que te pires!!!!?

[…]

– Oye, ¿que te ha dicho el jefe?

– Que no le gusta la idea. No cree en ella.

Pues eso.

Y si sigo estando a favor, ¿porque digo lo de la maldición? Porque quiero… ESTO. Y no puedo gastarme ese dinero para comprarmelo. En concreto, la maldita opción esta: “Pledge $165 or more
Swords & Wizardry Adventurer (International).”

De los autores de Rappan Athuk, Crucible of Freya, Tomb of Abysthor y The Tome of Horrors.

160$ + transporte + impuestos.

¡Arg! ¡¡¡¡MALDITOS!!!!



banner