Como hacer las paredes de tu mapa sin llamar a un albañil (jo, estoy sembrado)

Como siempre, y no pienso repetirlo más veces, volvemos a realizar el proceso para crear una imagen nueva. A saber:

  • abre un documento nuevo, en modo RGB. El tamaño del documento dependerá del tamaño que quieras darle a tu mapa. Para unas pocas habitaciones te valdrá con 1500 x 1500 píxeles.
  • crea una capa nueva.
  • dale un motivo de relleno, el de nuestra cuadrícula supermolona.
  • crea una capa encima. Aquí irán las paredes.
  • crea otra capa encima de la última. Aquí irían nuestros iconos.

  • 1- Selecciona la herramienta Línea.
  • 2- Asegúrate que está marcada la herramienta como activa.
  • 3- Dale un grosor que sea el doble que las líneas de nuestra cuadrícula de fondo. Las casillas tenían 3 px de grosor, pues nuestras paredes deben tener 6 px. Recuerda que todo lo que coloquemos encima de la cuadrícula, tiene que ser del azul oscuro.
  • 4- Elige la opción Capas de Forma, de esta manera las líneas que tracemos con la herramienta Línea se irán rellenando del color azul automáticamente.

Cada vez que pintes una línea (pared) en el mapa, verás que en la ventana de Gestión de Capas se te irá creando una capa nueva por cada línea “pintada”. No te preocupes, no le pasa nada a tu ordenador. No actives el antivirus.

Cuando termines de pintar todas las paredes, selecciona el Menú Capa>Combinar hacia abajo (Crtl+E) y une todas las capas de líneas en una sola capa.

También puedes ocultar la capa de fondo y la de relleno, con la cuadrícula (clicka sobre el icono del ojo a la izquierda de la capa). A continuación, selecciona el Menú Capa>Combinar visibles (Mayús+Crtl+E) y se unirán todas las capas de líneas visibles en una sola capa.

Una vez que tengas los muros de tu mapa, con sus habitaciones hechas, es hora de vestirlo. Vamos a poner los iconos y símbolos que hicimos antes.

Selecciona la capa superior, que estará encima de la capa que contiene las paredes. Abre el archivo *.PSD que contenga el icono que necesites y colócalo junto a tu mapa.

  • 1-Selecciona la herramienta Mover.
  • 2-Haz click sobre la imagen del icono, y sin soltar el botón, arrástralo sobre la imagen de tu mapa.
    3-Pon el icono y ajústalo a tu gusto.
  • Repite el mismo proceso para todos los iconos. Si tienes que “colocar” 3 puertas en diferentes partes de tu mapa, deberás “arrastrar” 3 veces el icono PUERTA de tu imagen *.psd a tu imagen del mapa.

Si te fijas en la imagen anterior, a la izquierda tengo todos los *.psd que contienen los iconos con los que voy a trabajar. Cada vez que arrastro un icono sobre el mapa, se crea una capa nueva (puedes ver a la derecha como tengo un capa por cada icono que he arrastrado). Al igual que cuando hicimos las paredes, luego acoplaremos todos los iconos juntos en una sola capa, pero separada de la capa PAREDES.

Una vez vestido nuestro mapa, recortamos la imagen y eliminamos el exceso de tamaño (para que nos ocupe menos).

Como somos muy buenos haciendo mapas, vamos a chulear a todos los editores (incluyendo a los de Trasgotauro) y vamos a presentar nuestros mapas en dos formatos; sin relleno y con relleno.
Sin relleno ya lo tenemos. Es tal cual nos ha quedado el mapa en el paso anterior (la imagen de arriba).

Para rellenar el mapa lo vamos a hacer muy fácil, rico, rico.

  • 1- Selecciona la capa PAREDES, que debe tener todas las paredes de tu mapa (exteriores e interiores).
  • 2- Coloca el cursor sobre la capa. El puntero se transformará en una mano con el índice apuntando. Sin mover el puntero (ahora mano), pulsa Mayús. Verás que sobre la mano aparece un pequeño cuadrado de líneas discontinuas. Sin soltar Mayús. haz click sobre la capa. Verás que todas las paredes del mapa están seleccionadas (la famosa hilera de hormigas de photoshop).
  • 3- Ve al Menú Selección>Invertir. Lo que hemos hecho es, que en lugar de seleccionar todas las paredes, hemos seleccionado todo excepto las paredes.
  • 4- Con nuestro color azul más oscuro en primer plano, selecciona la herramienta Bote de Pintura y rellena de azul todo el exterior del mapa y las zonas interiores necesarias.
  • 5- ¿A que mola? 😉

    Ya hemos acabado. Que si, en serio. Que ya no hay más.

    Ah, si. EXPERIMENTA, EXPERIMENTA y EXPERIMENTA.

    Para mapas muy grandes (tipo Bajomontaña; que os conozco, que sé que alguno se va a flipar y empezar un mapa gigante), recomiendo encarecidamente que los hagáis a base de mapas más pequeños, para que sea más fácil y rápido manejar la imagen.

    Mapas de 2000 x 2000 ya son bastante grandes como para trabajar con comodidad. Si tienes un ordenador de última generación adelante, pero en caso contrario es mejor hacer los mapas a trozos. Con la cuadrícula de fondo como guía será muy fácil encajar las distintas partes.

    Ahora si que hemos terminado.



    banner