Hace ocho años, el The Freak Times cerraba sus puertas. Atrás quedaban 78 números de calidad desigual, dirigidos primero por un servidor de ustedes y después por Rocío Enciso. El The Freak Times tuvo muchas cosas malas y alguna que otra buenas. Por quedarnos con las buenas me gustaría señalar que fuimos el primer fanzine hispano que le hicimos una entrevista  a Gary Gygax (mira, podríamos recuperar esa entrevista para su aniversario), que de allí salió una fructífera generación de escritores que después acabarían nutriendo otros lugares como Desde el Sótano o  Nosolorol (la revista), que tuvimos artículos escritos por gente entonces desconocida pero ahora ya no tanto, como Pedro J o Antonio Polo. Que tuvimos artículos de gente que ya entonces tenían un gran prestigio, como Ricard Ibañez, José Tellaetxe, Juan Carlos Herreros…

Hoy no existe nada parecido a lo que fue entonces el The Freak Times. No porque no existan revistas digitales, que como bien sabéis existen unas cuantas, sino porque no hay ninguna que funcionara como ese pegamento, ese aglutinador que era el TFT. Probablemente, porque ya ha pasado el tiempo para ello, ahora tenemos una afición mucho más dividida y atomizada.

Aprovechando la magia residual por tanto hechizo de resucitar a los muertos que se ha lanzado por aquí últimamente, Trasgotauro Ediciones se complace en anunciar el regreso de la segunda publicación rolera que más números consiguió cumplir en este país (malditos Desde el sótano que nos robaron el record… *rumble* *rumble*)

Sabemos que han pasado muchos años y que las cosas son ahora muy distintas que como las dejamos por entonces. Ahora el D&D  es cuarta, y ya no domina el mercado. La afición ya no está junta en un puñado de listas de correo, sino que circula por varios foros y por decenas y decenas de blogs. Devir publica a un ritmo tristemente inferior al que publicaba tercera, y a pesar de ello, nadie le mete tanta prisa como se la metían entonces. La Factoría, a la práctica, ya no existe. Edge Entertainment ya no son cuatro amigos que sacan cosas muy raras y experimentales.  Ediciones Sombra se ha convertido en una editorial grande, al igual que Nosolorol que entonces ni existía. Ludotecnia se ha lanzado a acallar de una vez por todas las voces que dudaban de su existencia y cientos de “microeditoriales” proliferan como los kobolds en un dungeon para personajes de nivel 1.

El Aquelarre por su parte, bueno el Aquelarre vuelve a tener nueva edición 🙂

Como los tiempos son distintos, el The Freak Times también será distinto. Estaremos maquetados en pdf y no tendremos un carácter semanal. De hecho, ahora mismo no sabría decir cual va a ser nuestra periocidad, espero que llegue a ser mensual, pero posiblemente no lo sea al principio. Y, además, vamos a incorporar publicidad porque es que, esto hay que explicarlo aparte 🙂

 

Trasgotauro es, como muchos sabréis, una editorial sin esperanza de lucro. Pero que no tengamos esperanza de lucro no quiere decir que nos guste perder pasta, leche, y eso es lo que se está poniendo de moda entre las microeditoriales. Particularmente, se ha vuelto imposible contar con dibujantes cuando la gente está pagando dinero a fondo perdido. Kano y yo tenemos muy claro que no pretendemos ganar dinero con Trasgotauro, pero tampoco queremos que Trasgotauro nos cueste dinero. Así que uno de los principales motivos por los que surge The Freak Times es para recaudar dinero con el que podamos pagar a dibujantes para los libros de Trasgotauro. A ver si lo conseguimos 🙂

Como tampoco necesitamos mucho dinero, no vamos a subirnos a la parra y las cifras que estamos barajando son bastante modestas. En torno a los 30 euros por año por una página completa, por poner un ejemplo simple.  Es seguro que si lo pusiéramos a 160 euros por número ganaríamos más dinero,  sólo con un par de páginas de publicidad contratadas, pero no es nuestra idea ganar mucha pasta y queremos que puedan acceder a nosotros aquellos que organicen unas jornadas o que monten un rol en vivo.

Además, al menos de mano, estamos patrocinados por los chicos de la Fundación Kaufman 🙂

 

Pero no me enrollo más, que todavía no es momento. La cuestión es, el barco está a punto de zarpar y todavía hay puestos disponibles para varios grumetes y algún que otro oficial ¿alguno de vosotros quiere acompañarnos? 🙂

O, ya puestos, ¿te gustaría saber algo más sobre como contratar publicidad en The Freak Times? no sabes lo contento que nos pondríamos si fuera el caso.

 

Para una de estas cosas, o para cualquier otro tema que consideréis pertinente, podéis escribirnos a thefreaktimes@gmail.com

 

 

 

 



banner