Blue-Opaque-Triantakohedron-30-Sided-Dice-1-ea

Existe un libro que ha sido bastante… ignorado en el mundillo. Y la verdad, entiendo muy bien porque. En un mundo en el que estan cambiando las costumbres a la hora de leer y en la que los lectores prefieren textos directos y claros a otros que tardan mas en arrancar, este libro es una pequeña joya. Pequeña en cuanto a que es un punto en una jungla de publicaciones, no porque sea pequeño de tamaño, que es gordo de narices.

El libro se llama “Jonathan Strange y el señor Norrell”, esta editado por la Editorial Salamandra, y tiene una extensión de 800 páginas de letra pequeñita. Sin embargo, creo que su problema es que utilizando un lenguaje propio de Charles Dickens, y aunque la premisa es interesante la acción propiamente dicha no comienza hasta la segunda mitad del libro, donde el señor Norrell y Jonathan Strange comienzan a interactuar entre ellos y con la sociedad a su alrededor. Por lo tanto, en la primera mitad del libro asistimos a una escena victoriana alrededor con tintes curiosos que no llegan a despegar.

Sin embargo, precisamente eso es lo que hace que sea un gran valor a la hora de crear un posible juego de rol basado en su universo. A ver… para que entendais de que hablo. En la ambientación del libro, localizada en la ambientación del Londres victoriano, la magia ha existido. Pero ha existido la magia de verdad. La de las bolas de fuego, animación de edificios y toda esa mágia de la que se cuenta en los cuentos y leyendas fantásticas.

Sin embargo, hace mucho tiempo que toda esa magia desapareció, y ahora lo único que queda de dicha época es un club de estudiosos de la magia que hablan y hablan y hablan… pero que ninguno de ellos sabe hacer magia. Esa magia comienza a parecer algo del pasado que quizá nunca existió, y que comieza a creerse que era tan solo leyendas. Y de repente, aparece el señor Norrell, y les demuestra que no. Que la magia existió de verdad.

Las razones por las que creo que ese libro podría ser un juego de rol, y un buen juego de rol, son muchas. La primera, por que presenta una ambientación clásica con toques fantásticos, y lo hace de una forma perfecta. Precisamente, y es su mayor desventaja a la hora de leerlo si se busca algo ligero, es que presenta una fotografía perfecta de la sociedad. Cualquiera que haya leído el libro tiene toda la información necesaria para poder dirigir en ese mundo.

La bibliografía. Además de la ambientación, la autora ha metido una cantidad tal de bibliografía fantástica (haciendola pasar por real) en notas a pie de página que se podría construir una biblioteca (no real) con los libros que aparecen referenciados en este libro. Y si se escribe un poco el texto de esos libros, tendríamos todos los suplementos posibles y por haber. Pensad que muchos de esos libros son parte de la biblioteca (no real) que tienen los estudiosos de la magia. Son libros de referencia 🙂

Y la tercera razón es que en este mundo la magia está comenzando a aparecer. Y todos los magos que salen son del mismo bando y con “más o menos” las mismas motivaciones. O, bueno, para no destripar nada, digamos que se encuentran en el mismo lado del mundo. Es un buen momento para que comiencen a salir otros magos. Y magos que estén en contra de estos magos. Y magos que quieran conquistar el mundo. Y gente que quiera controlar a los magos. Y comiencen a aparecer de nuevo las leyendas que se fueron en su día. Y se enfrenten a los magos. Y… ¿veis lo que me habeis hecho? Ya estoy salivando.

Esta entrada pertenece al Desafío de los 30 días. Puedes ver las reglas aquí, y al resto de los desafiantes en este post.

Esta entrada y el resto de entradas del Desafío de los 30 días van a ser etiquetadas con el hashtag #Desafío302014 propuesto por Jesús Rolero.



banner