Buenas. Con este artículo (largo) comenzamos la que será una serie de artículos que servirán para ir narrando las aventuras de un pequeño grupo de aventureros enfrentándose a la última versión del Trasgos y Mazmorras. He de comentar que estas aventuras van a ser esporádicas. Contar toda la historia de todas las partidas suele ser algo bastante aburrido en general, así que me centraré en aquellas partidas que hayan destacado por algo o que tengan algo que aportar a los másters o jugadores. La razón principal es que muchas de las partidas acabarán saliendo en formato de aventura para jugar, y no me gustaría que un jugador recibiese muchos espoilers sobre sus partidas.

Realmente, esta no es una partida en si, sino la introducción a la propia campaña. Como introducción, los personajes son de nivel 1. Como introducción old-school, los personajes comienzan en una taberna. Y como introducción, ni están todos los que van a jugar en el futuro, ni en su historial el encuentro con grandes criaturas y situaciones épicas ha de ser común.

Lo primero que pensé para preparar la campaña es lo típico. “Un grupo de amigos de la infancia decide buscar aventuras, y en el camino van a una taberna, donde les contratan y salen con el objetivo de cumplir el cometido encargado”. En estas situaciones, lo normal es cogerse las razas típicas (humano, elfo, enano, algún mediano, quizá un gnomo…) y buscar un objetivo común, en ocasiones tan pillado por los pelos, que al terminar la misión es normal que muchos no tengan ni idea de porque siguen juntos.

Así que intenté hacer otra cosa (atención, esta partida es, en principio, altamente dirigista… aunque la libertad de acción es total, el objetivo final es el mismo. Si no te gusta este tipo de partidas, no sigas leyendo, ah, y spoilers a saco).

Lo primero que pensé es que quería personajes dispares. Como los pj’s los hice yo, en eso no hubo problemas. Un mediano ladrón con amplias habilidades en entrar en casas de forma furtiva, un orco guerrera con odio hacia su propia especie, y un trasgo montaraz con nula capacidad de interacción social son la base de la campaña. En el futuro se unirán un clérigo al que llamarán Herbalin se elija el nombre que se elija, y un mago que, posiblemente, tenga tendencias violentas, pero eso será en el futuro y no voy a adelantar acontecimientos. Además, no quería que se conocieran, con lo cual mi siguiente objetivo es plantear que razón iban a tener para mantenerse unidos.

Y esto lo solucione planteando una pelea de taberna. Una enorme y grandiosa pelea en una de las tabernas más grandes y estratégicas del reino (no, La Taberna no, otra), que acabase con los personajes siendo arrestados. El día de antes de la partida saqué unas cuantas estadísticas de pnj’s a los que se tendrían que enfrentar durante la pelea, la razón de como se iba a originar esta, y como iba a acabar. Durante el día siguiente, antes de la partida de la noche, iría preparando situaciones que se encontrarían durante la pelea y santas pascuas, ya tendría la introducción preparada.

Sin embargo, se me ocurrió una cosa. ¿Porque no preguntar a los aficionados que nos siguen? Así lo hice. Con el hashtag #peleataberna realicé la siguiente petición en twitter: “Necesito para esta noche cosas que pueden pasar en una pelea de taberna de fantasia“. Perdonad que no pusiese “por favor” y el lenguaje sea algo directo, pero es que no podía extenderme mucho en 140 caracteres. Y he de decir que la respuesta fue genial. Muchas gracias a todos aquellos que participaron, en especial a:

@evil_rad, @LordDarok, @culebraXD, @Pryrios, @Mr_RaVbit, @jantgo y @alberto_orco

Las ideas aportadas las podéis consultar en la linea de tweets retweeteados por la editorial @trasgotauro, pero si tenéis un poco de paciencia, en unos días sacaré un documento con todas formateadas para que las podáis utilizar en vuestras propias partidas.

En cuanto a la partida: La historia comenzó con el montaraz sentado en un lado de la taberna, pensando en como vender las pieles conseguidas en los últimos meses, y el orco sentado al otro lado de la misma, cenando y cogiendo fuerzas para continuar el camino al día siguiente, mientras el mediano se paseaba entre las mesas con aviesas intenciones.

Básicamente, esto es todo lo que necesitamos para la partida.

La pelea no tarda en producirse cuando un gigantesco humano acusa de ladrón a un enano en una partida de cartas. El enano se revuelve por el suelo al ser atacado por el humano, que revienta la banqueta en la que este se encontraba con un enorme martillo, y al rodar golpea la silla de otro humano, que se tira la jarra de cerveza encima. Se levanta, y… bueno, ya sabemos como sigue la cosa. Alguien grita ‘PELEAAA’ y todos los que tienen ganas de bronca se dirigen hacia allí, cosa que no duda en hacer el orco.

El mediano ladrón, mientras tanto, y habiéndose percatado de que posadero guarda las monedas de pago en una habitación tras la barra, sale al exterior, en busca de otra entrada por la que acceder y… sustraer parte de esa cantidad que supone de cierto calado. Dejémosle y volvamos al interior de la taberna.

La pelea, en estos momentos, se ha escapado a todo control. Algunos grupos han escampado utilizando portales, otros se han lanzado a la pelea, y otros simplemente continúan bebiendo, al margen de lo ocurrido. En el caso de nuestros protagonistas, el trasgo montaraz se dedica a esquivar peleas, pero cuando estas se recrudecen se ve en la situación de tener que sacar su arma y acabar con un contrincante. El orco, por su parte, empujado por el odio al contemplar a dos orcos en la pelea, se lanza contra ellos con el hacha de batalla en la manos, con tan mala fortuna que tres elfos que encuentra por el camino acaban muertos por culpa de una confusión. Los orcos, viendo que un miembro de su raza les ataca, se lanzan contra él, y la situación se vuelve realmente peligrosa. Y en eso, que vuelve el mediano ladrón con mas de cien monedas de oro en sus bolsillos, y comienza a robar las bolsas de los caídos.

Y aparece la guardia del rey, que ha sido llamada por el personal de la taberna, ante los primeros indicios de pelea. Arresta a todos aquellos que han participado en la pelea y los encierra con el objetivo de enjuiciarlos y, según corresponda, ajusticiarlos. Así que en este momento, la situación a la que se enfrentan los personajes son:

  • Orco guerrero: Conspiración contra el rey y asesinato de los miembros de un correo real.
  • Trasgo montaraz: Asesinato del hijo de un noble.
  • Mediano ladrón: Provocar disturbios en una taberna que se encuentra bajo protección real con el objetivo de que la confusión le permita robar la recaudación de la misma, causando más de 10 muertes.

La siguiente partida va a estar centrada en la defensa de los tres aventureros, así que no creo que haya mucho combate.

Momentos para recordar:

  • Hubo auténticas escenas de película. Pnjs saltando por encima de las mesas, lamparas cayendo sobre el personal, hostias como panes y rarezas continuas que solo podrían darse en este tipo de ambientación, como el momento en el que un mago lanza un portal dimensional y un grupo entero pasa a su través, quejándose de lo mal que está el servicio, o un gnomo recogiendo dientes del suelo y gritando “míos, míos” al ver que a alguien le han reventado la boca.
  • El diálogo entre el mediano ladrón y el juez al hacer la acusación:
    • Se te acusa de haber robado la recaudación de la taberna.
    • Eso es falso. El dinero es mio.
    • Tienes la misma cantidad de monedas de oro que las que faltan en el cofre del tabernero
    • Se ha inventado la cantidad para que coincidiera con la mía
    • No sabía que tu tenías dicha cantidad
    • Seguro que ha sido otro
    • Eres el único que tenía tanta cantidad de monedas de oro…
    • Porque ahorro
    • … y seis bolsas personales de otros clientes
    • Es una trampa, señor juez, me quieren encerrar para quitarme de en medio, dejeme libre que me enteraré de quien es y se lo traeré
  • Cuando el orco vio que entraban los guardias, intentó coger un taburete y lanzarlo contra la ventana. Pifió, y cuando se dio cuenta, pudo ver como un trasgo que había lanzado con todas sus fuerzas golpeaba justo al lado de la ventana, sin romper el cristal.
  • De un reservado, ya comenzada la pelea, salieron una dama y un caballero, muy bien protegidos, sin que nadie les molestase. Esta escena tendrá implicaciones en el futuro.

Y esto es todo de momento. Ya he comentado que subiré una tabla con todas las posible situaciones que me contestaron los aficionados por twitter en un artículo futuro. Ah, y dentro de poco iremos comentando la evolución del manual.



banner