Ahora que ya sabemos como son las ratas terribles, podemos continuar con la historia del espía.