Acabo de volver de un viaje a Florencia donde pude aprovechar para ojear una tienda rolera, a ver como se mueven las cosas por allá. Me alegró encontrarme con un ejemplar de La Marca del Este, en perfecto italiano. No[…]↓ Read the rest of this entry…