A tan solo unas horas de lo que se considera el evento de escritura del año, el NaNoWriMo, no son pocos los roleros que como creativos que son piensan en participar y, quizá este año si, acabar el desafío con éxito.

Ya hace muchos años hablamos de ello, pero como resumen rápido, decir que es un desafío en el que durante el mes de noviembre los participantes tienen que escribir un relato de 50.000 palabras. Desde luego, no es algo que sea fácil ni al alcance de todos. Echando unos cálculos rápidos, 50.000 palabras en 30 días implican un ritmo medio de 1.500 palabras diarias. Y si, parece fácil, pero las carreras de fondo (y esta lo es) tienen un problema, y es que lo que no avances un día se te queda pendiente para el siguiente. Decir un día que, va, total por 300 palabras, ya las incluirás al día siguiente… y te encuentras con que ese día siguiente ya tiene 1800. Y un día que faltas (todos faltan, es imposible que puedas escribir los 30 días) implica un día de 3.000 palabras. Mucho más largo de lo que parece.

Bueno, dificultades aparte, yo participé dos años. En el primero acabé abandonando. Me pilló el toro y me encontré con un retraso muy difícil de superar. El segundo año me planifiqué y logré acabarlo a tiempo. In extremis el último día, pero lo logré.

Y ¿qué saqué de aquella experiencia? Me encantó. Pero me di cuenta de que aunque el relato no estaba mal, no acababa de llenarme. No iba a poder utilizarlo como novela para su venta, y encima no iba a poder aprovecharlo para nada rolero. Y pensé en todo aquello que podía haber hecho en lugar de participar en el evento.

Pero pensándolo bien, ¿por qué no unir fuerzas? Es decir… participar es fantástico. En serio. Ver como va creciendo el texto a un ritmo de 1.500 palabras diarias es emocionante. Es cierto que dicho texto requerirá de una posterior revisión, pero aún así, el desafío hace que escribas incluso cuando no tienes ganas, y eso es, en gran parte, lo que hace grandes a los escritores. El escribir.

Y si no te apetece escribir una novela, ¿por qué no aprovechar ese impulso, ese desafío, y lanzarte a escribir una ambientación para Savage Worlds? Voy a ayudarte.

Dicen que una parte importante para participar en el NaNoWriMo es la idea. Bueno, seamos sinceros… la idea ya la tienes, ¿no? Es decir, si juegas a Savage Worlds, aunque sea a una ambientación de las oficiales, estoy seguro de que alguna propia ya ha pasado por tu mente. Es un mal endémico que nos pasa a los jugadores de Savage. Nos da por salvajizar cosas. Películas. Libros. La lista de la compra. Cosas así. Piensa en esa idea que no has hecho mas que pensar en una y otra vez. Una ambientación donde todas las películas ochenteras se hacen realidad en un único universo. La historia de Transmetropolitan salvajizada. ¿Cómo quedaría The Librarians en Savage?

Vale. Apuntate esa idea. Date prisa porque el NaNoWriMo empieza mañana. Coge una hoja de papel y apuntala. Que sea folio, porque vas a tener que apuntar muchas mas cosas. A ser posible, libreta, y siéntate en un sitio en el que no te molesten durante un buen rato.

Si te fijas en todos los libros de ambientación de Savage (al menos en los que tengas), verás que puedes seguir más o menos una estructura parecida. Pues vamos a trasladar un esquema de dicha estructura a un documento de puntos que te permita planificarte para el desafío. Ten en cuenta, aunque creo que ya lo sabes, que el esquema es una guía general. En muchos casos deberás modificar algunos puntos, reduciendo la importancia de partes del esquema para añadir otras que necesites. Lo importante son las 1.500 palabras diarias.

El esquema es el siguiente:

  • Día 1 – Introducción: en esta sección tendrás que escribir la introducción a la ambientación o idea que estas cogiendo para salvajizarla.
  • Día 2 – Ambientación (historia): en esta sección puedes detallar la historia mas reciente de la idea que tienes, ya sea adaptada o creada por ti. Así como en la introducción podrás haber contado parte, en esta sección tendrás que entrar en detalle todo lo que puedas.
  • Día 3 – Ambientación (situación actual): Toda la historia anterior ha avanzado hasta el punto en el que ahora mismo se encuentra.
  • Día 4 – Ambientación (facciones): Descripción de los poderes fácticos que tiene la ambientación, desde un punto de vista descriptivo y relacionado con los puntos anteriores.
  • Día 5 – Ambientación (localizaciones): Puedes verlo desde un punto de vista geográfico, planetario, o con localizaciones puntuales. La idea es explicar el entorno en el que se van a suceder las aventuras.

Aunque en esta sección he indicado cinco días, tu como escritor tienes que jugar con ellas y ver donde puedes ampliar la información. Piensa que todo el camino que ganes ahora en el desafío será camino que hayas avanzado para cuando posteriormente te encuentres con las partes más áridas de escribir, como la parte del equipo o de las reglas. Intenta que estos cinco días se transformen en siete u ocho de escritura. Puedes utilizar diversos trucos, como incluir pequeñas narraciones noveladas que pongan en situación a los lectores, por ejemplo. Y cualquiera de las secciones indicadas puede tener un desarrollo de más de un día de trabajo.

  • Día 6 – Personajes (arquetipos): ¿Que tipos de personajes van a participar en la aventura? Describelos, asociándolo a las facciones, a las localizaciones o a la historia que has desarrollado los días de antes.
  • Día 7 – Personajes (creación de personajes): Puede parecerte una chorrada, pero una creación de personajes donde expliques las pequeñas diferencias con respecto a la creación del sistema base puede darte perfectamente para un día. Y que quieres que te diga… es más que necesaria.
  • Día 8 y 9 – Personajes (ventajas y desventajas): Describe las ventajas y desventajas propias de la ambientación, así como aquellos cambios que existan sobre las ventajas y desventajas del libro básico. Es cierto que no debes abusar de crear nuevas ventajas y desventajas, pero verás que 1.500 palabras no da para tantos cambios.
  • Día 10 y 11 – Personajes (equipo): En esta sección podrás introducir todo aquello que consideres importante referir relativo al equipo que van a poder utilizar los pjs. Es común que exista una sección de armas y armaduras, que se lleva su buen tiempo de desarrollo, así como objetos mundanos comunes de la ambientación. Pero piensa también que según las características de la misma es muy posible que tengas que invertir un par de días adicionales en desarrollar otros elementos, como vehículos, objetos mágicos, mechas, o cualquier cosa que se te ocurra propia de la ambientación para la que estás trabajando.

En esta sección he indicado seis días, pero estos días son algo muy volubles si no tienes cuidado. Por ejemplo, los arquetipos pueden ser tan pocos como dos en una ambientación tan típica como la lucha del bien contra el mal, o tantos como veinte o treinta en algo mas elaborado con distintas facciones cada una con sus características, o especies tan diferentes como las que son posibles de encontrar en un universo. Así mismo, si quieres escribir un compendio de armas, puedes hacerlo sin problemas, y es una sección a la que puedes recurrir si posteriormente te quedas sin ideas y te faltan días. Es importante que antes de escribir te pares a pensar (si escribes por la noche, un bueno momento es hacerlo en un descanso por la mañana) esquemáticamente lo que quieres desarrollar. La lista de las armas. La lista de las especies o facciones. La lista de ventajas y desventajas. Y no te atasques al escribir. Desarrolla lo que piensas, y una vez finalizado el desafío (que el mundo no se acaba con él) podrás entrar en mas detalles, o pulir lo que has escrito.

  • Día 12 – Solo para el máster (reglas de ambientación): En esa sección deberías detallar todas aquellas reglas propias de la ambientación. Reglas de infección en el caso de los zombies, de combate de mechas, reglas de horror o miedo, etc. Estas reglas son las que le darán el toque especial a la ambientación.
  • Día 13 – Solo para el máster (sabor): En esa sección deberías de explicar aquellos consejos de dirección que quieras dar a los másters, que no tengan que ver con reglas concretas, sino con la interpretación de las mismas. También entrarían aquellos consejos de entorno, como utilizar velas, o que tipos de música le vendrían bien, etc.
  • Día 14 – Solo para el máster (solo para sus ojos): Seguramente la ambientación tenga algo que no es conveniente que los jugadores conozcan de primera mano, sino que vayan descubriendo poco a poco. Aquí entrarían la historia de Caribdus, la historia oculta de Ultima Forsan, etc. Piensa en algo que merezca la pena ocultar a los jugadores y que sea parte de la historia el descubrirlo.
  • Día 15, 16 y 17 – Solo para el máster (criaturas): ¿Qué decir sobre esta sección? Que he puesto tres días, pero que podrían ser hasta veinte, dependiendo de lo que estés pensando.

Esta sección viene definida por seis días. Es, quizá, en la que más importancia tiene el que se haya pensado en ella y se hayan tomado ciertas notas básicas antes de comenzar a desarrollarla, a riesgo de quedarse en blanco totalmente, o de no encontrar suficiente material que escribir. Sin embargo, esto lo compensa una última sección, la de las criaturas, donde se puede invertir tantos días como se desee.

  • Día 18 y 19 – Historias salvajes: Conjunto de ideas de aventuras para dirigir en esta ambientación.
  • Día 20 – Aventura (sumario e introducción): Introducción a la aventura del manual, que servirá para que los másters tengan una idea del tono y el tipo de aventura que se ha descrito con anterioridad y que se busca con esta ambientación.
  • Día 21 – Aventura (inicio): Gancho de la aventura.
  • Día 22, 23 y 24 – Aventura (nudo): Donde se describirá una serie de puntos argumentales de aventura, mas o menos detallados, que permitan a los personajes disfrutar de la ambientación y de algunas de sus características y peculiaridades. Es recomendable que en esta sección se haga especial hincapié en mostrar elementos relacionados con información de la sección anterior, que muestren parte del potencial de la ambientación.
  • Día 25 – Aventura (desenlace): Donde los personajes llegan al final de la misma, se produce una resolución y se ponen las bases para continuar posteriormente con la historia.

Esta última sección viene definida en ocho días y consta, principalmente, de la aventura que servirá de ayuda a los másters que se acerquen a la ambientación. Es, quizá, el mas voluble de las secciones, ya que puede ampliarse todo lo que consideres necesario.

Como nota final, verás que he indicado solo 25 días, mientras que el NaNoWriMo consta de 30. No es un error.

Existen numerosos elementos que te necesitarás desarrollar en cualquiera de las secciones indicadas, y para las que necesitarás mas tiempo del indicado. Elementos que yo no he considerado, como descripción de drogas para una ambientación como la de Transmetropolitan, o desarrollo de tecnología, lo que implica ser mago, o una lista inmensa de demonios necesaria para la ambientación. Quizá la historia de la misma te puede llevar mas de tres dias, o la sección geográfica ser lo suficientemente importante para aumentar el número de días en dos o tres. Y, por supuesto, siempre puedes desarrollar otra aventura, hacer la que hay una campaña mas grande o aumentar la cantidad de historias salvajes. Tienes cinco días de margen para lo que desees.

Dicho esto, solo puedo decirte que mucha suerte, que no desfallezcas, que pienses que esto es un borrador que luego tendrás que revisar y que escribe, que somos muchos los salvajunos que tenemos ganas de leer lo que has escrito.