Categorías
Antiguos

Ir de paseo

Cuando «te apuntas» aun proyecto gordo de rol, bien sea completamente personal o colaborando con amigos, de esos que sabes que vas a llevar a tus espaldas años y años mientras la vida te deje, te acabas dando cuenta con el paso del tiempo en que llega un momento en el que te apetece «ir de paseo».

«Ir de paseo» no significa que bajes a la calle y te pongas a pasear de aquí para allá. Sabemos que viene muy bien, y que es un gran estímulo para la mente tener el cuerpo sano y hacer algún deporte moderado. Sin embargo, al «ir de paseo» en este caso nos referimos a una cosa completamente distinta.

Cuando le preguntas a un jugador de rol (en activo) sobre el juego al que juega, nunca te dirá un solo nombre. Posiblemente su respuesta mas cercana a un solo juego sea: bueno, juego sobretodo al D&D, pero también hecho de vez en cuando alguna partida a La llamada de Cthulhu. Quien dice D&D y La llamada de Cthulhu dice Vampiro, Mago, Rol Negro, Exo, La Leyenda de los 5 Anillos, Roleage, FATE, etc, etc, etc. Si se es más joven y se tiene más tiempo, habrá más juegos que ocupen la mayor parte del tiempo, pero incluso los más veteranos juegan a un juego y, de vez en cuando, tocan algún otro.

En mi caso, siempre ha sido alguno de fantasía medieval (antes AD&D y Rolemaster, luego D&D3.X, luego C&C y ahora R&P!) y otro de los muchos posibles en el mercado hispano (eramos así de chovinistas, que le vamos a hacer).

Cuando preguntas a un máster pasa tres cuartos de lo mismo. En este caso, muchas veces solo se dirige a un juego, pero las ganas de hacerlo a otros, aunque solo sea una tarde y para probar el sistema, están ahí, pinchando desde detrás de la oreja para, en un descuido, hacerte unos personajes y tirar unos dados.

Y, como no podía ser menos, entre los creadores de juegos de rol y anexos, pasa exactamente lo mismo. Cuando escribes, tienes a la niña de tus ojos, tu proyecto más querido y deseado, aquél que ocupa el 90% del tiempo que tienes libre. Pero luego, también tienes otros muchos, deseos en su mayor parte, que hacen que de vez en cuando tengas ganas de escribir otras cosas.

No es malo «ir de paseo» cuando finalizas algún proyecto gordo y chulo. Te sirve para desconectar, para superar la embriaguez de la que ya hemos hablado anteriormente. Te permite estar en contacto con amigos, ayudarles demostrándoles que te importa lo que están haciendo.

Pero no solo eso. Al desconectar y ocupar tu mente en otros juegos de rol, esta trabaja desde otro punto de vista. Con la mente aún en lo que acabas de hacer (acordémonos de que el mejor momento para «ir de paseo» es después de finalizar algún proyecto gordo, nunca lo hagáis antes o no terminareis el vuestro nunca 🙂 enfocar la creatividad en otro juego de rol te da nuevas ideas para tu proyecto, desde un punto de vista fresco, y posiblemente sobre el que no habrías llegado a reflexionar si no hubiera sido por haber hecho otras cosas.

En mi caso, lo tengo claro. La niña de mis ojos es, obviamente, la fantasía medieval, dentro de la cual los retroclones, las partidas con sabor añejo y el movimiento que se está generando a su alrededor, y como no, Roll&Play!. Mi «ir de paseo» se dirige, cuando necesito despejarme, a los amigos de la revista Sombra, y en concreto al juego de Rol Negro, al que le tengo un cariño especial por todas las partidas jugadas en Cunia que llevo a mis espaldas.

Cuando vosotros queréis despejaros… ¿hacia donde paseáis?

0 respuestas a «Ir de paseo»

Complicado. En mi mejor época no me iba de paseo… Personalmente siempre he defendido las aventuras más abiertas posibles para poder picotear los distintos géneros en las mismas.

Es decir… Me gustaba tocar géneros en una misma ambientación, y me molaba. Esos eran mis paseos.

Aparte de eso siempre había flirteos con juegos o ambientaciones puntuales. Durante mis principios los paseos eran al percentil, Aquelarre, Cthulhu, Sotrmbringer… Para desconectar de la densidad de Rolemaster.

Luego me puse a hacer eso de investigar géneros dentro de la campaña, haciendo terror, conspiración, espionaje, o sci-fi según me apeteciera… Todo en un mismo setting.

Y luego todas mis partidas eran paseos ya que dejé de jugar habitualmente.

Salut!!!

Si, el problema del tiempo es algo que todos hemos sufrido tarde o temprano, y cuando todo son paseos, entonces fastidia mucho.

Sin embargo, el post va más por el camino de explicar que todos los escritores de juegos de rol y anexos necesitan en algún momento desligarse de su principal proyecto, para desconectar con incursiones en otros juegos. 😀

Pues nosotros jugábamos habitualmente a fantasía heróica (MERP y AD&D), y desconectábamos jugando alguna partida a Cthulhu. Y con el tiempo hemos acabado jugando habitualmente a Cthulhu, y desconectando con fantasía 😀

Entre tanto, he picado un poco de todo, pero destacaría tres, por sus partidas memorables y por lo que disfruté leyéndolos: Fanhunter, Vampiro y Unknown Armies.

Habitualmente juego y dirijo a fantasia. El problema es que en mi grupo estamos más master que jugadores, asi que, cambiamos mucho de juego, aunque las partidas continuen. Eso quiere decir que no solemos irnos de paseo, ya que, entre las partidas que llevamos ya tocamos casi todos los palos.

La niña de mis ojos es EXO, pero últimamente creo más material para Pangea, porque aunque sé que no puedo convencer a mi grupo de juego habitual a jugar una campaña al menos gracias a Umbría puedo dar ese giro no tecnológico que a veces ayuda a ver las cosas de otro modo.

Y jugar juego a lo que me pongan, de pequeño me enseñaron a comer de todo 😛

En mi caso los paseos son mas bien paseos de fondo, porque ultimamente suelo hacerlos con GURPS que require mas trabajo del que un paseo deberi requerir 😉

Me gustaria volver a pasear por Fading Suns pero por logistica de grupo esta complicado ultimamente.

Pues yo como creador tengo la dualidad Exploradores / Samarkanda. El primero es mi proyecto favorito, el argumento central de mi obra y el motivo por el que escribo rol.

Samarkanda es un divertimento que me permite escribir algo más ligero, que si escribiera la ambientación «verdadera» de Exploradores a la vez que las reglas.

Espero no pasear mucha esta semana, o no avanzaré en lo que me interesa.

Pues aquí lo que prima es el D&D y de vez en cuando nos marcamos una campaña de Cthulhu, pero para mí lo que es de verdad «ir de paseo» es dirigir de vez en cuando una partidita al Capitán Alatriste, que en mi grupo de juego es como decir que tienes una sesión de risas aseguradas y buen ambiente en un ambiente de Villa y Corte.

Y que lo digas.

Yo ya me lo paso bien solamente oyendo vuestras historias. 😉

Mi «ir de paseo» es bajarme a Estepona, a dirigir al Darokin y a su banda…
…da igual a lo que les dirija, me lo paso teta. XDDD

P.D: Este año toca «pasear» por Warhammer 3ºed.

Responder a Lord_Aion Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.