La verdad es que ahora importo menos libros que antes. No es porque no tenga ganas, sino porque por un lado, la importación de libros desde los EEUU se ha vuelto prohibitiva por los pasos que hay que dar y los gastos que hay que hacer para que te llegue un libro desde fuera de Europa, y por otro lado porque ahora si adquiero libros de importación lo hago a las tiendas que se encargan de traerlos.

Claro, eso hace que me restrinja bastante, ya que no se suele traer todo lo que quiero, y cuando se traen cosas, hay que luchar por ellas con otros aficionados que también las buscan.

Para mi, nobleknight fue un gran amigo durante mucho tiempo. Hasta el punto en el que una vez le pregunté por cómics infantiles en inglés, y me envió una caja llena. Gratis.

Esta entrada pertenece al ciclo del Desafío de los 30 días, en su 4ª edición, que puedes seguir aquí: Desafío de los 30 días