Hay dos secciones que nunca leo, al menos mientras estoy haciendo la primera lectura. La primera, la de los conjuros. Y la segunda, la de equipo.

Me aburren sobremanera. Me resultan repetitivas, y que me aportan bastante poco a la hora de aprender sobre un juego de rol.

No digo que no sean necesarias. Creo que son importantes en muchos casos… y muy importantes en los D&D y similares. Pero no me gusta leerlos, me aburren. Y si no me gusta leerlos, ya os podéis imaginar escribirlos, que alguna vez me ha tocado.

Esta entrada pertenece al ciclo del Desafío de los 30 días, en su 4ª edición, que puedes seguir aquí: Desafío de los 30 días



banner