Ostras, vaya pregunta.

¿Qué es un juego de rol? es una de esa preguntas que desde hace milenios (bueno, quizá no tanto…) los roleros llevamos discutiendo. La verdad es que da igual que definición te pueda dar, porque posiblemente todas estén mal, ya que un juego de rol puede depender mucho de los ojos con los que se mira.

En mi caso, intenté describir lo que es un juego de rol en la introducción del manual de Trasgos y Mazmorras. Puedes descargarte el manual desde este enlace y leerlo, pero te hago un resumen rápido y mal:

Un juego de rol es una especie de obra de teatro que se va construyendo en el momento en el que se juega.

A partir de esta descripción tan escueta puedes añadir detalles a la misma, aunque posiblemente esos detalles no hagan más que llevarte a conflictos con las distintas definiciones de los aficionados. Puedes decir cosas como que para jugar a rol necesitas a un máster y varios jugadores, y descubrirás que no es así. O que necesitas dados, y tampoco es así. O que incluso necesitas hojas de personaje… y no, hay juegos que no lo necesitan.

Personalmente, acepto todas estas definiciones, mientras siga siendo un juego social en el que se va construyendo una obra de teatro mientras se juega.

Y no es un juego de rol todo lo demás.

Esta entrada pertenece al ciclo del Desafío de los 30 días, en su 4ª edición, que puedes seguir aquí: Desafío de los 30 días



banner