Cuando un máster prepara personajes pregenerados, rara vez ocurre que todos estén contentos con los asignados.