El enemigo favorito al que te has enfrentado

Desafio30d

Kano

Voy a diferenciar entre dos conceptos:

En enfrentamiento directo, contra un enemigo en concreto, no tengo favoritos. Si he de pensar un poco en toda mi historia rolera, he de reconocer que no he disfrutado de un némesis al que poder llamarlo así. Mis enemigos individuales no han pasado de durar un par de aventuras, tres como mucho, y en muchos casos han desaparecido en el olvido por esta causa. Y la verdad, me gustaría que cambiase, y poder contar algo sobre un enemigo personal.

En enfrentamiento indirecto, el Imperio, de Star Wars. Estuvimos cuatro años jugando, y las aventuras te dejaban con ganas de más, en ese juego de ajedrez que tan bien se montó el máster entre el imperio y nosotros.

Tiberio

Me sucede lo mismo que a Kano… pero voy a citar un pnj que en realidad apareció siendo yo director y que creo que ha sido el pnj maligno más carismático que he jugado nunca. Se trataba del Duque Cavour, y era un cabroncete que, en principio, sólo iba a salir en una aventura. Pero los jugadores le cogieron tanta manía que decidí meterle más veces, y al final, toda la campaña abandonó sus objetivos iniciales y todo orbitó en torno a Cavour y como destruirle :).

Tanto es así, que cuando al final consiguieron su objetivo, la campaña se desinfló y acabamos abandonándola.

PD: Como anécdota, decir que el pobre Cavour acabó sus días dentro de una bolsa de contención, totalmente inmobilizado, y con un anillo de regeneración puesto. Muriendo constantemente por axfisia, para volver a resucitar poco después y volver a morir…. por toda la eternidad. A veces los jugadores dan más miedo que los villanos 😛

PDD: Para el que no lo sepa, un anillo de regeneración en AD&D es un objeto muy caro, al menos en mis  campañas que no solía haber una magia excesivamente poderosa. Imaginaros las ganas que le tenían para desprenderse del que era, con mucho, el objeto mágico más poderoso que tenían.

Puedes ver más respuestas a esta pregunta leyendo al resto de los participantes del Desafío de los 30 días.



banner