Llevaba desde el viernes pasado queriendo escribir este artículo. Aviso, es un artículo que cuenta historias de partidas. Y es posible que esto aburra a muchos. No es que quiera que os aburráis, pero necesito hacer este pequeño homenaje a ese grupo de jugadores con los que me junto cada varios viernes.

Dicen que juegas bien a rol cuando al finalizar cada partida te das cuenta de que lo has pasado bien. Bueno, pues aunque es posible que nuestro estilo de juego consiga que muchos se tiren de los pelos, he de decir que atendiendo a la frase anterior, el viernes pasado jugamos una partida perfecta…

… perfecta si jugamos en el mundo del hashtag #Primeroderol. Pero, ¿sabeis que? Da igual. Nos lo pasamos como enanos, y fue de esas partidas que te recuerdan porque sigues jugando a rol año tras año y porque inviertes tanto tiempo en esta afición.

Os pongo un poco en antecedentes: Hace cosa de dos años (madre mía, como pasa el tiempo) un grupo de amigos nos pusimos a jugar a Shadowrun (4ª edición). Ya llevábamos tiempo jugando, pero la historia de los Lanzaos comienzan con aquellas reglas.

Como sabéis, el manual, las reglas de Shadowrun están muy focalizadas en Seattle (el que quiera más información, que le pregunte al Reverendo), y las primeras partidas las jugamos en dicha ciudad. Pero claro, para facilitar la contratación por parte de los contactos, y que comenzasen a conocernos, nos pusimos el nombre de Los Lanzaos de Seattle. No son Los Dragones. Ni los Machacahuesos. De hecho, ese ni siquiera iba a ser el nombre de nuestro grupo, pero que se le va a hacer. Uno dice algo, otros lo apoyan, y de repente un contacto nos llama por ese nombre… y ahí se queda.

Y con el nombre, vino el estilo. Los Lanzaos de Seattle en Shadowrun son… bueno, es un grupo especial. Es un grupo irreverente (@KanohawkP “Vaya mierda de ambientacion. No nos dejan subir explosivos al avion.”), con salidas de tono en todo momento (@KanohawkP “-hay armaduras mejores que la line coat? -si, pero igual no te dejan subir al avion con la armadura de Ironman.”, “Nos recibe un troll. Todos los trolls son de Seattle? Debe de ser el sol.”) y con una tendencia a la violencia preocupante (@KanohawkP “Quiero pegar tiros y cortar gente con la katana!!!!”, “Para la fiesta de la jetset me voy a llevar la katana. Dire que es un arma ceremonial. Antes tendre que limpiar la sangre”, “Los pandilleros son como las Pringles. Haces pop y ya no hay stop”, “Nos ponemos sutilmente a su lado. Bajamos las ventanillas sutilmente. Y DISPARAMOOOOOOS PAMPAMPAM”). Pero lo mejor de los Lanzaos de Seattle no es ni lo dicho, ni la idea que tienen todos de contratarlos para misiones que requieren de tacto y discreción… cosa que no entendemos (@KanohawkP “-y hay que hacerlo con discreccion? Nuestra especialidad”), sino su capacidad para parecer que están (estamos) continuamente en #Primeroderol:

– hay que parar a los drones para saber que tienen dentro.
– circuitos, no?

– pues a mi me gusta
– tu eres un enfermo y un vicioso
– si… Estoooo si…. si…

– se ha ido en un coche descapotable
– vaya pista. Kien tiene un coche descapotable en los Angeles?
– tienes razon. Kita la capota y lo buscamos

– podemos cortarle el cuello
– han dicho que seamos discretos
– pues nos lo llevamos a un callejon y le cortamos el cuello

– ¿Somos muy buenos en algo?
– no.
– os veo llenos de confianza

– La hacker acaba de bloquearse su cuenta de dropbox, y de contaplus.

– ella es humana?
– no. Es un elfo.
– de los bosques?
– si, claro. Por eso vive en Seattle. Como esta to lleno de bosques…

– ke vais a desayunar aquí?
– hombre, le hemos robado todas las armas y armaduras. Por unas galletitas no creo que se moleste

– En que estado esta el cuerpo?
– en ese en el que si lo metes en una caja y la levantas de un lado, se amontonan los trozos en el otro.

Entramos en un hospital con zombies.
– Saco la katana.
– en un hospital?
– no. Si quieres abrazamos a los zombies.

A punto de abrir la puerta del piso de una que nos ha contratado para que la protejamos y que no se atreve a ir sola a casa:
– A ver. El plan. Pensemos. Nos acaba de contratar. Es domingo por la mañana. Tenemos resaca. No hemos perdido nada. Ni tiempo, ni dinero…
– … ni munición. No nos hemos implicado todavía. No nos conoce la mafia que esta investigando la tía esta. Digo yo que no nos liemos…
– … haciendo planes. Dejemos que sea ella la que abra la puerta. Si al hacerlo le pegan un tiro y le revientan la cabeza, hacemos como…
– … que no la conocemos y nos vamos a casa a seguir durmiendo la resaca. ¿Vale? #lanzaosdeseattle #planespofesionales #ideasdebombero

– que raro, no puedo conectarme a mi oficina … Ha pasado algo?
– algo … Algo es una definición acertada #lanzaosdeseattle
– Digamos que sí la oficina estaba en el piso 35, ahora los pisos del edificio son …32, 33, 34, 36, 37…

– es un elemental de fuego
– como se mata un elemental de fuego?
– con agua

Bueno, que me lío. Hay muchos más en la cuenta de @KanohawkP y @MadSioni.

La cuestión es que jugando el mismo grupo durante varios meses a Shadowrun llevando a Los Lanzaos de Seattle, un día decidimos cambiar de máster, y volvimos a Trasgos y Mazmorras. Pero, cual no sería nuestra sorpresa, al descubrir que los Lanzaos de Seattle habían venido con nosotros. Y así comenzamos un periplo de aventuras en la que el espíritu de estos cabrones violentos, básicos, nada sutiles, pero muy muy divertidos nos han acompañado. En Trasgos y Mazmorras:

– siguiente asalto, mago que haces.
– saco las palomitas y miro como los demás descuartizan los trasgos

– El mediano explora una esquina y vuelva haciendo la moviola y el moonwalker

– “Veis un pasillo muy largo con puerta …”
– “Nooooo, odio las puertas”

En la Puerta de Ishtar:

– No me dejan elegir “Kalise para todos” como lema
– “hay dos palabras que te abrirán muchas puertas. Tira y empuja”. Este tampoco me dejan. #lanzaosdeseattle

– Estamos aquí. Y Assur esta aquí. No esta al suuur, esta al norteeeeeeeeee el #master en #lapuertadeishtar

– el wardu esta viejo
– si muere hace buen caldo
Que prácticos son los #lanzaosdeseattle en #lapuertadeishtar

– pero ¿vamos al sur o a assur?
– a assur… Que esta al norte.

– todos vais en camellos
– el wardu también va en camello?
– el wardu lleva el camello a la espalda

– Viene una tormenta de arena. Suelto mi frase. #quedaquetecagas
– “Voy a vigilar la arena” suena menos estúpido cuando lo pensaba. #lanzaosdeseattle en #lapuertadeishtar

– llevamos algo para vender?
– no. Llevas la pasta.
– como es la pasta en Ishtar?
– en espiral.

Y, finalmente, volvemos a Trasgos y Mazmorras. Y este es el motivo de este artículo. Porque la última partida ya fue una tras otra. En principio, durante la partida llegamos (Witchfire, tomo 2) al momento en el que los “jugadores tienen que darse una vuelta por el puerto y encontrar el barco en el que van a partir”. Dos frases. Vale, luego hay una página con la descripción de los barcos y demás pero… la acción son solo dos frases. Estuvimos cuatro horas de impresionantes e increíbles situaciones, protagonizadas por Los Lanzaos de Seattle, 100% puros. Con frases de #Primeroderol tales como:

– Necesito una habilidad para defenderme
– ¿Apuñalar por la espalda?

– Quiero ser un clérigo
– ¿qué dios quieres seguir?
– ¿no puedo ser ateo?

– Hay que resolverlo de manera discreta.
– Vamos a por un par de barriles de pólvora

– Venimos de parte … (ruido de papeles, consulta de notas)
– Jugador1 Ermoza
– Jugador2 Roza
– Jugador3 Er Poza
– Jugador4 Yo llevo el Twitter

– alguien ha puesto un cartel en la popa “húndeme”
– ¿qué es un deme?

– os ciegan los cañones
– no, nos ciega cualquier cosa que haga pum, nos sale el alma fallera de dentro

Después de varias amenazas el mediano nos ataca y huye, nuestro mediano le raja mientras lo intenta.

Tras encontrar una llave cualquiera en el bolsillo del ladrón
– El mediano tiene una llave.
– una llaaaaave. Una llave. Unaaaaa llaaaaave.

Después de esta partida, tan solo puedo decir una cosa. ¡¡Larga vida a los Lanzaos de Seattle!!



banner