Hoy me gustaría hablar de los libros de conjuros. No los que un personaje desarrolla, ni encuentra entre los grandes tomos que se encuentran en las bibliotecas de esas grandes universidades mágicas. Me refiero a los libros de conjuros que un personaje se encuentra cuando, en mitad de la aventura, encuentran un tesoro.

Y al máster, entre todas las tablas que hay de tesoros, le sale el resultado de “Libro de conjuros”.

Normalmente, lo que suele pasar es que el jugador que lleva al mago se le hacen chirivitas los ojos, y raudo y veloz le pregunta al máster que conjuros lleva. Es muy razonable pensar que en ese momento el máster no va a poder decirle que conjuros se encuentra, así que la contestación suele ser:

– Ahora tu personaje no tiene tiempo de investigarlo. Cuando llegues a un lugar donde puedas investigarlo tranquilamente, entonces te lo diré.

Obviamente, el máster lo hace con la intención de, entre partidas, mirarse las reglas y decidir los conjuros que tiene el dichoso libro, para que en la siguiente no le pille el toro. Pero, como todo el mundo sabe, entre partidas el máster suele rascarse los… pelos de la barba y meditar sobre la vida. Y así pasa que, al comenzar la siguiente sesión, se encuentra con la mirada del jugador que le interroga por los conjuros y se caga en to los muertos del que se le ocurrió que esa semana era una buena semana para poner a la venta el Skyrim y porqué no se habrá sentado unos minutos para hacerlo.

No te preocupes.

En Trasgotauro vamos a facilitarte un sistema muy sencillo para saber el contenido de un libro de conjuros:

  • 1 – Primero hay que determinar la cantidad de páginas útiles que tiene un libro de conjuros. Y, ojo, estoy hablando de páginas útiles, no de cantidad de páginas. Cuando un personaje se encuentra un tesoro, no puede esperar que la humedad, las sabandijas, el fuego o cualquier otro problema no haya estropeado el oro de las monedas y el papel de los libros del conjuro… espera… las monedas no se estropean por la humedad. Vaya, pues esto solo pasa con los libros de conjuros. :-D. Bueno, sigamos. Para calcular las páginas útiles de un libro de conjuros, el máster decidirá si el libro se encuentra en un lugar agresivo, normal o protegido.
    • Si el libro se encuentra en un lugar agresivo, el número de páginas útiles que tendrá serán de 1d20.
    • Si el libro se encuentra en un lugar normal, el número de páginas útiles que tendrá serán de 5d20/2.
    • Si el libro se encuentra en un lugar protegido, el número de páginas útiles que tendrá serán de 5d20.

    Este número de páginas es el nº que le indicaremos al jugador de las cuales puede extraerse algún conjuro. El jugador, por lo tanto, tendrá que apuntarse en su ficha que tiene un libro de conjuros con x número de páginas.
    No es necesario que el jugador conozca el nº de páginas totales del libro, ya que se presupone que el mago irá retirando cuidadosamente el resto de páginas estropeadas hasta quedarse con aquellas que realmente sirven. De todas formas, si quiere saberlo, el nº total de páginas será igual al número de páginas útiles+ 5d20/2

  • Cada vez que el jugador pregunte si un conjuro en concreto se encuentra en el libro, tira 1d10. Si el resultado es mayor que el nivel del conjuro por el cual está preguntando el jugador, entonces el conjuro se encuentra en el libro.
  • Si el conjuro se encuentra en el libro, lo siguiente es saber si el conjuro está completo o le faltan páginas. Para ello, el máster tirará 1d6 + nivel del conjuro – 1, siendo el mínimo de 1 página. Este es el total de páginas que ocupa el conjuro. Si es menor de las páginas que le quedan al libro, entonces el conjuro se encuentra íntegro y el jugador podrá aprendérselo, aplicando las reglas de aprendizaje de conjuros del manual básico (estudio mediante, claro está).
    Si la cantidad de páginas es superior, el libro se ha estropeado lo suficiente como para que el estudio de algunos conjuros se haya perdido. Un máster que lo deseé podrá proporcionar un bonificador de +1 en lugar del +2 correspondiente.
    Tanto si el conjuro está completo o le faltan páginas, el total de páginas que ocupa el conjuro se restará del total de páginas útiles que tenga el libro. Si el libro llega a 0 páginas útiles, el libro ya no puede contener más conjuros.

Y eso es todo. Por supuesto, es preferible que el contenido de los libros de conjuros que se encuentran los personajes los definas entre partidas, pero si necesitas una regla rápida, aquí espero haberte dado la solución.



banner