La viruela es una de las más terribles enfermedades que afectan Aleph. Es endémica de todo el territorio, y periódicamente aparecen pequeñas epidemias localizadas en algún pueblo. Esta enfermedad es especialmente terrible con los niños.

Por algún motivo desconocido, los elfos son inmunes a la viruela.

Contagio/forma de enfermar

La enfermedad se contagia por contacto físico con una persona enferma o con algo que haya tenido en contacto durante mucho tiempo (mantas, ropas…)

Cuando se de la circunstancia, el personaje deberá superar una TS por CON o se verá infectado. Los niños tienen un penalizador de -2 a esta tirada.

Incubación

11 + 1d4 días. Durante este periodo, la enfermedad no es contagiosa.

Síntomas

El enfermo comienza sintiendo un gran dolor de cabeza y una fiebre muy alta. El personaje adquiere el aspecto Muy enfermo.

Cuatro días después, el cuerpo del enfermo se cubre con unas llagas que después se inflaman y acaban convirtiéndose en unas costras de feo aspecto. En ese momento el personaje deberá superar una TS por CON o morirá en 1d8 días. Si lo supera, las costras empezarán a caerse unas dos semanas después de haber surgido y el paciente se curará.

Curación

Un hechizo de Curar enfermedades evita tener que tirar la TS por CON y asegura que el paciente se acabará curando de la forma natural. Un hechizo de Curar cura la enfermedad inmediatamente.

Consecuencias

La viruela deja unas características cicatrices en la piel, que hace perder definitivamente 1d4 puntos en CARisma. De aquellos que la han padecido suele decirse que tienen el restro “picado por la viruela”.

La buena noticia es que esta enfermedad sólo puede pasarse una vez en la vida. Los que sobreviven a la viruela quedan inmunizados para toda la vida.



banner