También conocida como tuberculosis o “enfermedad élfica”, esta enfermedad es especialmente peligrosa para los elfos cuando se encuentran lejos de sus bosques.

Contagio/forma de enfermar

La enfermedad se contagia por el aire, de persona a persona. Cuando una criatura esté cerca de una persona con tisis deberá superar una TS por CON contra una dificultad de 15 o quedará infectada. Los elfos deben superar una dificultad de 25 a no ser que se encuentren en un bosque.

Incubación

La incubación de esta enfermedad puede llegar a prolongarse durante 1d4 años. Afortunadamente, no es contagiosa hasta que no se empiezan a mostrar los síntomas.

Síntomas

Los afectados de tisis se encuentran permanentemente cansados, sufren fiebre, mareos y repentinos ataques de tos en los que escupen flema y, a veces, sangre. Durante quince días, los enfermos de tuberculosis deben superar una TS por CON diaria, si la fallan pierden 1d4 puntos de CON, por lo que es una enfermedad sumamente mortífera.

Curación

La tisis desaparece si a los quince días de empezar los síntomas el enfermo sigue vivo. Un hechizo de curar enfermedad permite superar automáticamente una de las TS por CON, y otro de curar sana totalmente la enfermedad.

Consecuencias

La CON perdida debido a la tisis se recupera al ritmo de un punto por semana, salvo 1d4 puntos de CON que se habrán perdido para siempre, a no ser que el personaje sea sometido a un Milagrio contra dificultad 50, un Deseo limitado  o magia superior.



banner