Enfermedad de la piel extremadamente contagiosa que, por algún motivo desconocido, no afecta a los elfos.

Contagio/forma de enfermar

Esta enfermedad puede contagiarse por el contacto directo con la piel de otro enfermo o con algo que haya estado en contacto con ella (especialmente ropas y sábanas). Es más difícil pero tampoco extraño que el contagio venga desde algún animal infectado, generalmente perros o gatos.

Incubación

13+2d10 días.

Síntomas

Varios puntos en la piel se enrojecen como si fueran granitos que, sin embargo, no sobresalen demasiado. Estos granos producen grandes picores.

Las zonas de la piel más habitualmente afectadas son las muñecas, los dedos, los codos, las nalgas, el prepucio y los pezones.

Si no se sigue una higiene adecuada, las zonas afectadas pueden infectarse e incluso, en casos extremos, llegar a gangrenarse.

Curación

La enfermedad suele desaparecer por sí sola después de 3+3d4 semanas. Sin embargo, es muy frecuente que el enfermo vuelva a contagiarse a sí mismo al utilizar las mismas ropas o sábanas que llevaba cuando estaba enfermo, en este caso, vuelve a enfermar 1d4 días después.

La única forma de purificar unas ropas infectadas es quemándolas… o al menos hirviéndolas.

Un curar enfermedad sana automáticamente la enfermedad, pero no previene de futuros contagios.



banner