Mal del enano

Esta enfermedad, que era muy extraña en los tiempos antiguos, se está volviendo peligrosamente frecuente desde la captura del dios Krummel en los Infiernos.

Contagio/forma de enfermar

Esta enfermedad sólo afecta a aquellos personajes con sangre enana.

No se sabe cómo se transmite esta enfermedad. Aparece en individuos de cualquier edad, sin que exista ninguna relación aparente entre ellos. Únicamente puede decirse que parece más probable contagiarse cuando un enano pasa mucho tiempo alejado de algún santuario importante de Krummel.

Síntomas

En su primera fase, que dura 1d4 meses, el enano empieza a perder sensibilidad en su piel que se vuelve grisácea. Además, al final de los mismos el enano pierde permanentemente un punto de DEStreza, aunque gana un punto de CONstitución.

En su segunda fase, que se prolonga por 1d12 meses, el enano pierde su pelo, su piel se vuelve del color de la roca. Al final de los mismos el personaje gana 1d4 puntos de CONstitución, perdiendo la misma cantidad en cada una de sus demás características salvo FUErza.

En la tercera fase, la más mortal, el enano pierde gana cada mes un punto de CONstitución, perdiendo un punto en cada una de las demás características salvo FUErza. En cuanto alguna característica alcance el 0, el enano se convierte totalmente en un ser de piedra. Se mantiene sin embargo vivo mientras tenga algún punto de SABiduría o de INTeligencia, y es consciente de lo que le pasa a su alrededor, aunque no pueda ni moverse ni actuar de ninguna forma.

Curación

La única curación posible consiste en un Milagro efectuado por un sacerdote de Krummel contra una dificultad de 100. Ni que decir tiene que esto es prácticamente imposible. Algunos sabios especulan que la liberación de Krummel permitiría sanar a todos los afectados por el Mal del enano, pero esto es todavía más difícil que superar un milagro con dificultad de 100.



banner