Esta horrible maldición se produce por motivos desconocidos. Una noche la víctima se acuesta a dormir y al día siguiente aparece transformada en una horrible cucaracha.

Contagio/forma de enfermar

Desconocida por completo. Es posible que en vez de una enfermedad se trate de algún horrible hechizo desconocido. Esta enfermedad ha afectado a muy pocas criaturas y no parece haber ninguna relación entre ellos. La mayoría de los afectados son varones humanos y jamás se ha dado esta transformación en alguien que durmiera acompañado.

Síntomas

La víctima se transforma en una enorme cucaracha. La criatura transformada en cucaracha sigue pesando lo mismo que pesaba el día anterior, por lo que sus dimensiones van en consonancia con su peso.

El CARisma de la criatura se ve reducido automáticamente a 2, y su CONstitución crece hasta 20. Por lo demás, el resto de sus características permanecen igual, así mismo, sus conocimientos no se ven alterados. Aunque, lógicamente, la cucaracha tendrá serios problemas a la hora de utilizar sus habilidades al no tener manos.

Se conoce el caso de un mago que fue capaz de volver a utilizar magia en forma de cucaracha, si bien para ello tuvo que investigar todos sus hechizos desde cero para quitarles componentes vocales y adaptar sus componentes somáticos a sus nuevas extremidades.

La cucaracha conserva totalmente sus recuerdos y personalidad anterior, pero sus dificultades para comunicarse, probablemente, le harán difícil hacérselo notar a sus compañeros.

Curación

Un milagro a dificultad 50 o un Deseo Limitado puede devolverle al personaje su forma normal.

A juicio del Máster es posible que el personaje mantenga algún rasgo de su vida como cucaracha, como un gusto desmedido por la fruta o un +1 de CONstitución.



banner