La luz solar es fundamental para mantener la vida. El Sol da además su luz y su calor, ayuda a controlar el paso del tiempo y, por qué no decirlo, ayuda a ser felices. Hay quien dice que si los habitantes de Kodga tienen tan mala leche es por el poco Sol que hay en sus tierras. Pocas cosas en Aleph son tan hermosas como ver ponerse el sol desde la Ría de Vilés.

Los poetas realizan odas a estas y otras maravillas que proporciona el sol. Pero también hablan de la dureza de los rayos cuando se camina por las Arenas Ardientes, o cuando tras días sin ventisca ni nubes los reflejos del sol en la nieve consumen la piel del más curtido de los habitantes de las altas cumbres de Jadhûm.

Efectos de la luz solar

La mayoría de las criaturas de Aleph pueden sufrir quemaduras e incluso cosas peores si están expuestos demasiado tiempo a un sol excesivamente fuerte. Pero, además, existen algunos seres en Aleph que abominan de la luz solar. Para algunos de ellos, como los orcos, el sol es una molestia importante. Para otros, como los vampiros, unos minutos de exposición solar pueden ser mortales.

Criaturas normales

Aunque una criatura no sea especialmente sensible a la luz solar, eso no quiere decir que esté totalmente a salvo de sus efectos. A discreción del Máster, si la luz solar es muy intensa (como sucede en un día especialmente soleado en un descampado, en el desierto o en la nieve) se pueden aplicar penalizadores de -3 a los ataques a distancia y, en general, a todo aquello que implique mirar en la dirección en que se encuentre el Sol. Además, si una criatura se ve sometida durante mucho tiempo (pongamos meses) a un ambiente con demasiada luz solar, puede empezar a perder vista y enfermar de cataratas.

Además, si una criatura se ve expuesta durante mucho tiempo a la luz solar, puede sufrir quemaduras en aquellas partes de su cuerpo que queden expuestas a la luz del Astro Rey. Normalmente no se trata más que dolorosas molestias que no conllevan penalizadores a no ser que, a juicio del Máster, las quemaduras sean excesivas.

Criaturas sensibles a la luz solar

Estas criaturas sufren las mismas consecuencias explicadas más arriba aunque la luz no sea intensa. Algunos de ellos, incluso, pueden llegar a sufrirlas en un día nublado. Cuando una criatura de este tipo se enfrenta a una luz solar muy intensa, sufre los mismos inconvenientes que las criaturas normales… multiplicados por dos.

Criaturas dañadas por la luz solar

Los inconvenientes que sufre un goblin ante la luz solar no son nada comparados con los que puede llegar a sufrir un vampiro. Existen criaturas que sufren graves daños cuando la luz solar toca alguno de sus miembros.

En la descripción de cada una de estas criaturas se especifica exactamente el daño que sufren en estas circunstancias. Algunos trolls sufren daño por petrificación, algunos vampiros en cambio sufren daño ácido de tipo 20 y algunas mariposas, especialmente las mariposas de la muerte se quedan inmediatamente dormidas en cuando se hace de día.

Ideas de aventuras:

En la Marca, al norte de las Arenas Ardientes, existe la costumbre de ejecutar a sus criminales por el procedimiento de atarles y dejarles expuestos al duro sol mientras un grupo de soldados le vigilan. Lo llaman “la Furia de Praetes”. Este método de ejecución tiene sin embargo una desventaja, y es que le da tiempo a sus compañeros a organizar una operación de rescate.

Roll&Play! es un juego creado por la Editorial Trasgotauro que intenta homenajear las antiguas reglas del AD&D, con la idea de los retroclones entre lineas y con un profundo sabor clásico.



banner