Toda criatura viva necesita alimentarse. La cantidad de comida necesaria dependerá de la criatura, de las circunstancias en las que se encuentre (necesitamos más alimentos para enfrentarnos a un clima frío o a un trabajo extenuante) y del tipo de alimentos que se consuman (algunos son mucho más nutritivos que otros)

No es nuestra intención convertir este libro en un manual de dietética, así que dejamos al sentido común determinar si la comida de una criatura es suficiente o no lo es. Recomendamos, en cualquier caso, que el hambre sólo aparezca cuando sea algo importante de la trama, no como algo rutinario. Se debe dar por supuesto que los personajes se buscan su propia comida y no se olvidan de llevar suministros para ir a una expedición que saben que va a ser larga.

El hambre sólo debería aparecer en la campaña cuando haya imprevistos o circunstancias graves que puedan dejar a los personajes sin alimentos (quizás sus provisiones se han podrido, o han sido robadas, o devoradas por ratones, o quizás hay una gran hambruna en toda la región, o quizá han tenido que salir apresuradamente y sin tiempo para aprovisionarse correctamente, etc.)

Si un personaje se pasa una semana alimentándose mal o un día entero sin comer nada en absoluto, gana el aspecto hambriento (ver)

Si el personaje se pasa un mes alimentándose mal o una semana entera sin comer nada en absoluto, gana el aspecto Muy hambriento (ver).

Un personaje que se pase 60 + su CON días sin comer nada en absoluto, muere sin necesidad de realizar ninguna TS.

Ideas de aventuras:

Un seguidor de El Innombrable a envenenado un río. El agua en sí sigue siendo potable, pero las tierras regadas con el río se vuelven estériles como si las hubieran rociado con sal. Un grupo de aventureros deben encontrar una forma de recuperar la fertilidad de los campos o todo un valle será empujada a una cruel hambruna.

Roll&Play! es un juego creado por la Editorial Trasgotauro que intenta homenajear las antiguas reglas del AD&D, con la idea de los retroclones entre lineas y con un profundo sabor clásico.



banner