Sin duda, este tipo de arma es uno de las más ruines y despreciables a las que puede enfrentarse un grupo de aventureros. Pero todo vale en el amor y la exploración de dungeons.

Efectos de los gases

Los efectos de respirar un gas dependerán del mismo. Muchos de ellos, los más peligrosos, provocan daño directo cada vez que los respiras. Otros simplemente limitan la visibilidad y otros dificultan la respiración, provocando toses y el aspecto cansado (ver).

Aguantar la respiración

Cuando una criatura se ve expuesta a un gas desconocido, lo más probable es que intente aguantar la respiración. Mientras lo haga, deberán aplicarse las reglas de asfixia.  En cuanto un personaje cae inconsciente, respira, aunque sea a su pesar. Si la descripción de gas especifica que es asfixiante, el personaje empezará a ahogarse.

Detectar gases

La mayoría de los gases pueden verse y/o olerse, pero ojo, algunos no. Hay gases que son transparentes y, por lo tanto, un personaje no se dará cuenta de que está bajo sus efectos hasta que sea demasiado tarde. Los enanos excavadores gustan de utilizar objetos mágicos para detectar bolsas de gases peligrosos, o en su defecto, canarios u otros pájaros pequeños que son más vulnerables que ellos. Si ves a tu canario morir… ¡corre!

Algunas veces, aunque un gas sea invisible e inodoro, puede estar filtrándose por algún agujero que produzca un silbido. Esto es habitual en las trampas, a veces, estar atento a los pequeños sonidos que se producen en un dungeon puede salvarte la vida.

Tipos de gases

No todos los gases consisten en un humo negro que impide ver y produce asfixia. Algunos son totalmente inocuos, otros sólo buscan entorpecer la visibilidad como hace la niebla. Incluso hay gases transparentes. La variedad es muy extensa . A continuación os detallamos algunos de los más comunes:

  • Gases ardientes: Los más poderosos gases ardientes se pegan a la piel y la hacen arder de forma tremendamente dolorosa. A efectos de juego, este gas funciona de la misma manera que si la criatura afectada hubiera sido envuelta por las llamas… de hecho lo más probable es que en breve lo sea. Otros no son tan mortíferos, pero sí son producen sensación semejante a la de un fuego en los pulmones cuando son respirados. Este tipo de gas produce quemaduras en ojos, nariz y pulmones, pero si una criatura consigue protegerse los ojos y la nariz (un pañuelo mojado en orina es un método asqueroso pero efectivo) no será afectado. El ejemplo más típico de este tipo de gas es el fuego de azufre, utilizado en los sitios de las ciudades, en sus combates subterráneos.
  • Gases ácidos: Semejante al anterior, pero produciendo daño ácido en vez de daño de fuego.
  • Gases sofocantes: Este tipo de gas simplemente desplaza el oxígeno, produciendo asfixia por falta de oxígeno. Es el caso del humo de los incendios, si bien en este caso también produce un pequeño daño ácido en los ojos, incapaz de quitar puntos de vida, pero sí producir un penalizador de -3 a cualquier tirada en la que sea necesario mantener los ojos abiertos.
  • Gases ponzoñosos: Algunos gases envenenan a los pobres miserables que tienen la desdicha de respirarlos. En algunas ocasiones, sus repercusiones pueden durar toda la vida.
  • Nieblas: Con nieblas nos referimos a aquellos gases que lo único que hacen es dificultar o incluso imposibilitar la visión. Tanto la normal como la infravisión. Según la densidad de estos gases, los ataques a distancia pueden duplicar sus penalizadores o, simplemente, ser imposibles.
  • Gases alucinógenos: Algunos gases funcionan como drogas capaces de hacerte confundir la realidad con la fantasía.
  • Gases incapacitantes: Algunos gases envenenan a sus víctimas haciendo que, poco a poco, les cueste cada vez más moverse e incluso pensar con claridad. Como norma general, puedes considerar que un personaje sufre una pérdida temporal de 1 punto de DES por cada asalto respirando este gas. Normalmente, no serán conscientes de lo que está pasando hasta que no hayan perdido en torno a 5 puntos de DES, a no ser que los propios jugadores empiecen a sospechar algo raro al ver a sus personajes fallar tiradas fáciles. Además, a partir del asalto 3 les será imposible mantener una concentración, cada asalto perderán un nivel de hechizos que puedan lanzar (si un personaje normalmente puede lanzar hechizos de nivel 7, y han transcurrido 3 asaltos, no podrá lanzar hechizos mayores a nivel 4), a partir del asalto 5 empezarán a sufrir un gran dolor de cabeza. Una criatura con DES 3 o menos a penas puede tenerse en pie y actúa como alguien que padece una severa borrachera. Una criatura que llega a DES 0 cae inconsciente y empezará a morir asfixiada si sigue respirando el gas. Si las criaturas alcanzan (o son arrastradas) a algún lugar con aire limpio, recuperará su DES a un ritmo igual a su Mod por CON +2 por asalto (mínimo 1 por asalto).
  • Gases explosivos: Algunos gases son propensos a explotar, en cuando entran en contacto con una llama, o, incluso, cuando salte una chispa (por ejemplo, porque un arma metálica golpea una armadura metálica). Para que un gas explosivo estalle, es necesario que además del gas también haya algo de oxígeno.

Debe tenerse en cuenta, en cualquier caso, que muy raramente un gas sólo tiene uno de estos efectos, lo más habitual es que combine dos o más de ellos.

Ideas de aventuras:

Una galería de una mina enana es tristemente famosa por la cantidad de víctimas que ha producido. Es difícil avanzar unos metros sin que alguna bolsa de gas empiece a filtrar sus ponzoñoso contenido en toda la galería, ya se han producido varios muertos y los enanos están pensando en abandonar la galería. Sin embargo, hay algo que no cuadra. No sólo es extraño que las medidas habituales que utilizan los enanos para prevenir este tipo de accidentes no estén funcionando, sino que la identidad de las víctimas parece tener alguna relación entre sí.

Roll&Play! es un juego creado por la Editorial Trasgotauro que intenta homenajear las antiguas reglas del AD&D, con la idea de los retroclones entre lineas y con un profundo sabor clásico.



banner