Día tras día los aficionados nos van sorprendiendo. Aquellos que nos declaran acabados, que nos declaran como afición marchita no quieren ver como día a día demostramos que podemos sorprender, y de muchas maneras. La constancia, la fuerza vital que nos une, hace que aunque algunas iniciativas caigan por el camino, un núcleo duro de creadores continúe incansable. Y aunque podría, no, no estoy hablando de política o de lo que hoy convulsa la calle, sino de nuestra afición.

Con una afición que se mantiene unicamente gracias a la buena voluntad, donde los grandes productos son grandes apuestas de poco beneficio, ver nuevos productos salir a la calle no es sino una demostración de nuestra valía como aficionados. Casi de tapadillo, sin grandes aspavientos, es en este caso lo que los chicos de Fanzine Rolero nos ofrecen, demostrando que siguen ahí. Y no por la portada lunar, a la que no voy a quitarle mérito pues reconozco la valía de una revista mensual, sino al juego que se han sacado de la manga.

Este juego, llamado Ablaneda, se puede descargar gratuitamente desde aquí, tal y como anuncian en este numero de la revista.

Os copio una breve introducción:

El juego de rol es Ablaneda, al que durante mucho tiempo he subtitulado extraoficialmente como fantasía antiheroica a la española. Y creo que en gran parte queda reflejado en el título: ablaneda en asturiano es simplemente avellaneda nada de cosas rimbombantes sobre espadas, magos y trolls.

El mundo de Ablaneda es un condado que por alguna razón quedó aislado del resto del mundo (qué mundo sea ese, vete tú a saber) y sus habitantes quedaron a su suerte en un lugar infectado de monstruos, duendes, demonios… Todo (o casi) sacado de mitología del norte peninsular. Y no sólo la mitología, también apariencia, geografía, costumbres…

Los personajes no son aventureros poderosos dispuestos a cualquier cosa por fama y dinero. Ablaneda, en último término, es un juego sobre la Ronda del Patíbulo. En un lugar tan hostil como Ablaneda hace falta alguien que vigile los caminos, mantenga a raya a los duendes y avise de la cercanía de sierpes… Trabajo peligroso y desagradecido donde los haya así que buscan a quien no tenga otro remedio: a los ladrones, asesinos, violadores, escoria en general que son detenidos se les dan dos opciones: la Ronda o morir en la horca. El resto, imaginároslo vosotros.



banner