Tras unos meses dándoos tiempo para probar el diseño de mapas de ciudades y de fortificaciones que Verzobias os ha entregado en anteriores entregas, llega la tercera parte, esta vez dedicada a la creación de esos mapas tan old-school que nos encanta a los seguidores de esta tendencia.

Bueno, antes de emocionarme más, os dejo con Verzobias:

Aquí estamos de nuevo con un tutorial sobre cómo hacer esos mapas de estilo cianotipo azul que poblaban las primeras aventuras de Dungeons, para darle un toque “old-school” a tus aventuras.

Lo primero de todo es que recuerdas la importancia de la Resolución. Todo el trabajo que realizaremos en este tutorial debe tener siempre la misma resolución, por que si no la escala no será consistente. En mi caso he escogido 72 píxeles/pulgada, que me resulta cómoda para trabajar, pero puedes elegir cualquier (no demasiada alta) siempre que mantengas la misma resolución durante todo el diseño del dungeon.

Cuadrícula azul

Abre un nuevo documento. Puedes tomar como ejemplo los valores de abajo. No hace falta que sea muy grande (unos 70 x 70 píxeles) porque lo primero que vamos a hacer es generar la cuadrícula azul (recuerda; 1 casilla es igual a 5’), o sea, las casillas.

A continuación, en el Menú Vista selecciona Mostrar > Cuadrícula.
Todo el fondo de tu documento aparecerá cuadriculado. Nos servirá para orientarnos a la hora de hacer el plano y escalar sus elementos y símbolos.

Luego, también dentro del Menú Vista, selecciona Ajustar a y en el pequeño desplegable que aparecerá a la derecha, marca Cuadrícula.

Selecciona la herramienta Pincel, y dale un grosor de 3 px.

Amplía la imagen hasta el 600% o 700% para ver bien la cuadrícula. En la caja de color vamos a seleccionar ahora ese tono azul tan característico. Los valores RGB son los siguientes: R 173 G 216 B 230. Et voilá, nuestro viejo amigo el azul luminoso de cuando comenzábamos en esto del rol.

Dibuja una línea a la izquierda y otra abajo. Como has seleccionado Ajustar a cuadrícula las líneas te saldrán rectas y pegadas a los bordes de la guía.

Ahora vamos a convertir esas líneas en una cuadrícula, sobre la que dibujaremos nuestros planos, mapas y dungeons. Para ello selecciona el Menú Edición y abajo escoge Definir motivo.

Ponle un nombre bonito, como Verzobias, o un nombre práctico, como “Cuadrícula azul”. Dale OK y ya tenemos nuestra cuadricula.

Este motivo lo podremos utilizar en cualquier futuro mapa que hagamos, pues al haberlo guardado como Motivo de Photoshop, cuando lo apliquemos a cualquier imagen, sea del tamaño que sea este, nuestro motivo de cuadricula se ajustará a la imagen. Puede que pienses que me he vuelto loco: ¿cuadrícula? ¡Pero si sólo hemos dibujado una línea a la izquierda y otra debajo! ¡Nos falta la mitad del cuadrado!

Pues te equivocas, ya estaba loco de antes. Pero, al guardar como Motivo esas dos líneas, cuando las apliquemos a cualquier imagen, PS las repetirá hasta llenar toda la imagen, y es cuando esa línea en forma de “L” se convertirá en un cuadrado.



banner