Hace mucho, mucho, mucho tiempo comenzamos este blog hablando, entre otras cosas, de la necesidad que tienen los roleros de plasmar sus ideas en papel, y del coste que ello conlleva cuando realmente se proponen llevarlo a cabo. Si lo habéis intentado, sabréis perfectamente a que me refiero.

Por eso, quizá este post os suene a locura, a ida de la olla, a… bueno, pensad en sinónimos, y seguramente estaréis acertando, porque tan solo a alguien que se le va la olla completamente puede intentar realizarlo con un mínimo de seriedad. Porque… en unos días entramos en noviembre. Y en noviembre, entre otras cosas, es la época del NaNoWriMo.

¿Que es el NaNoWriMo?

El NaNoWriMo es un evento que se celebra de forma privada, y que pueden intentar todo aquel que de alguna forma hayan deseado escribir en algún momento de su vida y todavía tengan el gusanillo en su interior. Hay quien dice que también pueden intentarlo aquellos que deseen dejar de tener amigos o que los familiares les miren mal durante una temporada, pero creo que eso es una exageración. Bien planificado, no tiene que ser tan traumático.

El NaNoWriMo trata, lisa y llanamente, de escribir cincuenta mil palabras en treinta días, que para el que no desee calcularlo, vienen a ser una media de 1667 palabras por día, durante todos y cada uno de dichos días del mes de noviembre. Para que os hagáis una idea, este post tiene un total de 694 palabras (la cantidad exacta la he calculado una vez finalizado el mismo), así que ya sabéis lo que puede significa 1667 palabras cada día durante 30 días para alguien que no escriba como medio de vida.

La idea surgió en su momento como una fuerza capaz de obligar a todos aquellos que alguna vez han deseado escribir a encontrarse en una situación en la que algo les obligase a escribir sin parar, durante cierto tiempo. Muchos lo aprovechan para escribir su novela, o al menos empezarla, y otros simplemente como un desafío de lo que surge algo que es impublicable pero que les ha resultado divertido realizar.

Antes de empezar has de inscribirte como usuario en esta página. Es gratis y fácil de hacer. Y ahora empieza el verdadero desafío. Las reglas son cuanto más, sencillas:

  • Escribir 50000 palabras en 30 días.
  • Esos 30 días comienzan el día 1 de noviembre y finalizan el 30 de noviembre. No puedes empezar antes, y las 50000 palabras se han de completar antes del día 1 de diciembre.
  • Puedes pensar sobre lo que vas a escribir, tomar notas, buscar información y tenerla preparada, etc, pero la escritura en sí de las 50000 palabras no ha de empezar hasta dicho día.
  • Puedes seguir escribiendo una vez finalizados los treinta días, pero estas no se contabilizan para el desafío.
  • Nadie te va a controlar, sino que eres tu el que vas a tener que ser sincero contigo mismo. No se trata de que te mates haciéndolo, pero hacerte trampas a ti mismo es una chorrada. Es preferible que te digas “cachis, este año no ha podido ser… a ver el que viene…” a que te engañes a ti mismo.

Y todo ha de estar escrito en un único documento. Obviamente, se pueden utilizar partes del texto aprovechándolas en otros temas, pero el objetivo es escribir un libro, por muy malo que sea, no un blog ni artículos de una revista.

Y ya está. Estas son todas las reglas, que siendo pocas, aún son demasiadas para que sea algo fácil. Y, obviamente, esto tiene un precio. Durante estos días casi no podréis salir, tendréis que poner la excusa de la novela para evitar compromisos, la televisión y el contacto con la calle se reducirán, quizá tambien las horas de sueño si queréis llegar al objetivo del día para no retrasaros. Y tendréis que escribir, escribir y escribir. Es un esfuerzo enorme, pero…

… ¿a que por un brevísimo instante se os ha pasado por la cabeza intentarlo? ¿O igual aún sigue ahí, diciéndoos desde detrás de la nuca…. “tu puedes, tu puedes”?

Si alguien se anima, que sepa que tiene un compañero de aventuras en este blog.



banner