Nivel 3 divina (Hogar), 5 arcano (Todas) y 5 divina (Todas salvo Hogar)

Tiempo: 1 día Alcance: Contacto Área: 1m3/niv
Duración: Permanente TS: No Componentes: V,S,M

El lanzador realiza un largo ceremonial sobre un área a proteger. Durante la ceremonia, él o cualquier otro conjurador lanza un único hechizo sobre el área, de nivel 6 máximo, hechizo que queda almacenado en el propio glifo.

A partir de entonces, todo aquel que atraviese el área protegida sin cumplir determinados requisitos, sufrirá los efectos del hechizo almacenado. Los requisitos que deben cumplirse pueden ser del tipo “ser de alineamiento bueno”, “ser un elfo”, “decir en voz alta ¡Loor a Levondel!”, “pertenecer a la Guardia de Vilés”, “ser un guerrero”, “portar una túnica roja”, “ser acólito de Ardol”, “ser de sangre real”, etc. Cuando un glifo de protección es activado, tardará 10 minutos por nivel del conjuro unido al glifo en volver a activarse, o la duración del conjuro unido al glifo si esta es mayor.

Nótese que, aunque el hechizo Glifo de protección no proporciona TS alguna, es posible que el hechizo almacenado sí lo haga, en cuyo caso la criatura afectada tendrá derecho a ella. Nótese también que, aunque normalmente el hechizo almacenado es negativo, no tiene porque serlo.

Como parte del ceremonial, el lanzador debe dejar un símbolo bien visible grabado en la superficie que se desea proteger con el glifo. Si el símbolo es destruido de alguna manera, el glifo deja de funcionar. Es por ello que la localización del glifo se debe realizar en estructuras que se mantengan estables, como una pared, el suelo o incluso un carromato de madera. Lanzar el conjuro sobre una tienda de campaña o una alfombra no funcionaría.

El componente material son una serie de joyas que están valoradas en 5.000 mo + 1.000 mo por nivel del conjuro que se va a unir al glifo, y que son destruidas tras la realización del conjuro.



banner