Selecciona la capa Patio, y aplícale una Superposición de Motivo. Yo me he decantado por un suelo empedrado que da el pego como suelo para el patio exterior del castillo.

Para que las torres de tu castillo parezcan más torres, selecciona la capa que contenía el color con el que pintaste tus torres. Click derecho, Opciones de fusión > Contorno, para lograr un efecto adecuado, selecciona el contorno de Dientes de sierra.

Por último, selecciona la capa de los muros negros, y aplícale un Estilo de capa de Bisel y relieve. Ponle un biselado muy suave (no queremos que los muros parezcan un tejado) y dale una textura adecuada a los muros de tu castillo. En el ejemplo utilicé la misma que para los tejados bajos (Arpillera), pero jugando con los valores para hacerla más sutil.

Por último, selecciona el Menú Capas > Acoplar imagen, para unir todas las capas juntas.

Y este es el resultado.

Y antes de despedirme de este segundgo tutorial, recordad las dos máximas de cualquier cartógrafo de Photoshop:

Graba, graba, graba y regraba tu trabajo con frecuencia. Incluso con diferentes nombres para poder volver sobre tus pasos cuando quieras.

Experimenta, experimenta y experimenta con los valores que te he dado.

De esta forma, posiblemente mañana seas tú el que me enseñe algún truco a mi (lo espero incluso).



banner