Se encuentra situado al norte de la Marca y al oeste del reino de Greynor. Escindido de este último en el año 1027 de la Era del Desarraigo, entró a formar parte de los reinos con título de Elector en el año 5587 de la misma era. En el año 932 de la Era del Letargo, la Comarca de Viles se alza en contra de la decadente nobleza del reino, consiguiendo la independencia, hasta la actualidad.

El máximo representante del reino es el Rey de Hungra, cargo vitalicio hereditario que se mantiene desde el año 3991 de la Era del Desarraigo. Reside en la capital del reino, la ciudad de Stromberg, como ha hecho su familia desde el principio. Actualmente el rey de Hungra es Ouste III.

El clima del reino es templado y continental, siendo los veranos calurosos y los inviernos moderadamente fríos, con algunas nevadas intensas que cubren de nieve el paisaje durante unos dos meses. El calor del verano y la humedad transforma algunas zonas boscosas muy densas en zonas donde el clima es sofocante y asfixiante por la humedad. Durante el invierno, las zonas nevadas se vuelven casi impracticables en las zonas alejadas de los caminos principales.

Los territorios del reino están compuestos principalmente de colinas y valles cubiertos de bosques no muy densos, que permiten una gran diversidad de fauna y flora. Existen dos grandes extensiones de bosque mucho más densos, uno al norte del reino conocido como el Bosque Mitagos y otro al sur, algo mas pequeño pero mucho más denso, conocido como el Bosque de los Helechos.

A pesar de ser un reino cuya orografía tiene un nivel similar en todo el territorio, existen cuatro cadenas montañosas que destacan por su altura.

Al oeste, la Sierra Nevada, es la cadena montañosa que separa la Comarca de Vilés y el reino de Hungra. Un poco más al este, casi paralelas a la Sierra Nevada, se encuentran Montañas de las Garras. Estas montañas se levantan oscuras hacia el cielo, como las garras de una bestia que busca arañarlo. Un poco mas pequeñas, pero no por ello más fáciles de recorrer, se encuentran al norte Sierra Maldita, y al este, la Corona de Krummel.

En el reino de Hungra la mayor parte de las poblaciones son pequeñas villas que subsisten gracias al comercio, la agricultura y la ganadería. Cuando hablamos de ciudades de mas de 10000 habitantes, aunque son escasas, estas poblaciones adoptan en su construcción un aspecto gótico que intimida un poco a los visitantes, pero que resultan agradablemente cómodas y familiares a los habitantes de las mismas.



banner