Un paso importante a la hora de comenzar un nuevo proyecto suele estar relacionado con la recopilación de información y documentación que vamos a necesitar para llevar a buen puerto el proyecto. Este paso, que suele situarse justo después de decidir que vamos a desarrollar, pero justo antes de comenzar a escribir, formaría parte de uno de esos subproyectos en los que se suele dividir el proyecto completo. Suele ser de los pasos más emocionantes, pues forma parte del momento en el que nos encontramos planificando y soñando con el texto final, pero sin haber aplicado todavía el esfuerzo que requiere el proceso de escritura.

El proceso de documentación para un proyecto varía dependiendo del texto que queremos desarrollar. En los proyectos basados en ambientaciones realistas o cercanas a momentos de la historia reales, esta documentación suele realizarse con el objetivo de acercarse a lugares, momentos históricos, personajes, equipamiento u leyendas reales, relacionadas con el texto que vamos a escribir. Por ejemplo, una campaña de la Llamada de Cthulhu que transcurra en, por ejemplo, Nueva York durante los años veinte, requiere de información sobre dicha ciudad en dicha época. Planos, precios, mapas de transportes, algún periódico de ejemplo, algún personaje, la historia de dicha época, etc. Una partida para Rol Negro que implique algún tipo de apuestas ilegales sobre carreras nocturnas por las grandes vías de la ciudad puede requerir de una documentación sobre coches, modificaciones de estos, alguna noticia de los periódicos relacionada, etc.

Por otro lado, en los proyectos más fantásticos buscamos información que haya podido utilizarse en otros textos o información que podamos trasladar a la ambientación sobre la que vamos a escribir. Por ejemplo, para una campaña basada en dragones, podemos buscar leyendas sobre dragones o leer libros de otras editoriales que traten el tema. Si queremos escribir sobre nigromantes, pues igual nos interesa encontrar un manual de mágia negra que utilizar, algunas historias de la inquisición que trasladar, historias sobre sectas, noticias sobre cementerios o la lectura de algún libro que nos sirva de inspiración.

Sin embargo, tanto en uno u otro caso, al final tenemos que enfrentarnos al mismo hecho. ¿Como sabemos que ya tenemos lo suficiente?



banner