Años después de crearse el Consejo de Ciento, los bajos fondos fueron copiando la estructura gremial de la Villa, como burla a las instituciones a la sociedad legal, que tan bien estaban funcionando como modelo de gobierno. Aunque en principio surgieron varios gremios, llegando a existir un gremio por banda, con el tiempo se fueron estructurando en los cuatro que existen actualmente. Muchos de los vecinos de Vilés desconocen, precisamente, que tan siquiera exista alguno, o todos, de estos cuatro gremios, y consideran que sus miembros van por libre, arrancando lo que pueden de la sociedad, corrompiéndola desde las cloacas y viviendo a costa de sus instintos mas primarios.

La realidad, para todo aquel que tropieza con ella, es todo lo contrario. Los gremios que mueven los bajos fondos han llegado a desarrollarse de tal forma que actualmente están controlados férreamente mediante una estructura fija que ya desearían para sí algunos de los gremios considerados legales y con representación en el Consejo. Esta estructura tiene como base a los cuatro gremios principales: el gremio de Asesinos, el gremio de Mendigos, el gremio de Ladrones y el gremio de Prostitutas. Saltarse las reglas que impone el jefe de cualquiera de estos gremios suele conllevar, en el mejor de los casos, un castigo muy severo, esto es algo que todos los miembros saben.

Los cuatro jefes de los gremios de la oscuridad son los lugartenientes de un personaje que es casi desconocido en la sociedad de Vilés, al que le han puesto el apodo de El Emperador de Sabugo. Este personaje, desconocido para nadie que no pertenezca a alguno de estos gremios, es un déspota que rige con mano de hierro entre sombras. El ordena que bandas de ladrones pueden actuar en según que zonas, y quienes están protegidos de sus ataques. Reparte los territorios entre las prostitutas, y determina los precios de los asesinos. Impone las tarifas que se han de entregar, a riesgo de morir si no se hace, y a sus órdenes los mendigos actúan o se escabullen. Cuando sucede en los bajos fondos, no tarda mucho en enterarse.



banner