Estos últimos días han sido días de actualizaciones de documentos. No de la web, así que no vayáis corriendo a la página de publicaciones para descargaros la última versión de los que tenemos colgados, sino de los documentos que Tiberio y yo vamos desarrollando, tanto de reglas como de ambientación.

Las razones son varias. Por un lado, estamos probando el sistema continuamente, y eso hace que vayamos cambiando términos o reglas. Las reglas sabes que provocan, en el mejor de los casos, una reestructuración del texto. En el peor, tener que cambiar capítulos enteros. Los cambios que hemos hecho no han sido tan radicales, pero obligan a revisar el texto para actualizarlo. Y eso es pesado, porque es algo que tienes que hacer fijándote bien. Sabes que si se te escapa algo, vosotros os quedareis con la idea de un texto descuidado.

Otra razón es la aparición de una colaboración sorpresa que nos está dando muy gratas noticias a nivel gráfico. En breve espero que podáis echar un vistazo a lo primero que nos ha entregado, el mapa de la ciudad de Vilés. A mi, personalmente, me ha encantado. Pero el mapa nos obliga a desarrollar algunas partes del texto que habíamos pensado dejar para más adelante. Y, claro, eso lleva su tiempo.

Así que, ahora mismo, tenemos tres sorpresas en el tintero que creo que os van a gustar. Una de ellas ya la he anunciado (el mapa de Vilés) pero las otras dos voy a dejarlas en tensión hasta el momento en el que las saquemos.



banner