El alineamiento de un personaje es una representación de la moralidad del personaje y de su forma de ver el mundo. Representa la base de su ética, la razón por la que decide actuar de una manera determinada y de cómo resuelve sus dilemas morales. No es una camisa de fuerza que obligue a un personaje a actuar de una manera determinada, sino una herramienta que le permite saber las motivaciones que le impulsan durante su vida.

El alineamiento se divide en dos aspectos: bien y mal, y orden y caos. El aspecto bien y mal representa el punto de vista moral y le sirve al personaje para decidir si algo es correcto o no. El aspecto de orden y caos representa la actitud del personaje respecto a la sociedad que les rodea. La combinación de estos dos aspectos, y de su neutralidad respecto a ellos, da lugar a nueve posibles tipos de alineamientos: legal bueno, legal malvado, caótico bueno, caótico malvado, legal neutral, neutral bueno, caótico neutral, neutral malvado y neutral auténtico. Pasamos a describir las combinaciones de alineamientos.

Legal bueno
Los personajes con este alineamiento consideran que se deben respetar las leyes y mantener el orden, y con eso se consigue que la vida sea mejor para la mayor parte de la gente. Son personajes que actúan en beneficio del resto de los seres, aunque ello comporte algún perjuicio para si mismo. Son honestos, honorables, que confían en la verdad, y que defienden a los débiles e indefensos.

Legal malvado
Los personajes con este alineamiento utilizan a la sociedad y sus leyes en beneficio propio. Valoran el orden y la estructura organizada de la sociedad, pero para aprovecharse de ella. Son personajes que actúan en beneficio propio dentro de la legalidad, sin importarles la vida del resto de los seres. Son planificadores, maquiavélicos, y estrictos.

Legal neutral
Los personajes con este alineamiento anteponen el orden y la organización por encima de todo, sin preocuparse de a quien beneficie que las leyes se cumplan al pie de la letra. Consideran que el bien y el mal son irrelevantes, y que lo importante es el orden. Son personajes que actúan siguiendo las leyes, castigando a los que las incumplen.

Caótico bueno
Los personajes con este alineamiento son personajes de altas convenciones morales que consideran que los seres vivos están por encima de todo, incluyendo cualquier tipo de sociedad. Son personajes que valoran mucho a las seres vivos por encima de cualquier estructura social. Son independientes, bondadosos, justos y su principal preocupación son los más indefensos y necesitados, a los que sobreponen por encima de todo.

Caótico malvado
Los personajes con este alineamiento se preocupan únicamente de sus deseos, placeres y beneficios, independientemente de los actos, causas y caminos que se tomen para llegar a ello. Son amigos de la ley del más fuerte, de la violencia extrema y de la apropiación de los bienes ajenos. Son egoístas y taimados y les gusta destruir las cosas por el simple placer de hacerlo. Sienten desdén por los débiles, por los indefensos y por aquellos que se encuentran por debajo de ellos o a los que pueden manipular a su antojo, bien sea a través de la violencia o de otras formas.

Caótico neutral
Los personajes con este alineamiento pueden ser impredecibles. Creen que no hay orden en nada, incluidas sus propias acciones, y son capaces de cambiar de forma de actuar en breves minutos. Son personajes en los que no se puede confiar, y que se pueden jugar toda su vida en una tirada de dado. En lo único que creen es en la libertad personal, sin importarles las consecuencias o acciones.

Neutral bueno
Los personajes con este alineamiento consideran que el objetivo de la vida es perseguir el bien. En ocasiones, puede ser que se alineen con las fuerzas del orden, mientras estas coincidan en sus objetivos, mientras que otras veces pueden ir en contra de ellas cuando lo consideren necesario, siempre y cuando el fin último sea un bien mayor. Son personajes a los que, independientemente de sociedades e individuos buscan el bien en sí.

Neutral malvado
Los personajes con este alineamiento son completamente opuestos a los neutrales buenos. Su objetivo es la búsqueda del mal como idea, sin tener que estar relacionado ese mal con el hecho de conseguir riqueza, poder o similar. Es posible que en ocasiones se alineen con otros, mientras les interesen, pero tan rápido como aceptan trabajar juntos, pueden traicionar a sus aliados en el momento en que lo consideren oportuno.

Neutral auténtico
Los personajes con este alineamiento creen en el equilibrio como el objetivo final. Consideran que la balanza no debe inclinarse ni hacia el bien o el mal, ni hacia el caos o la legalidad. Por ello, son personajes que suele buscar el equilibrio, realizando tratos con aquellos que se encuentran en la parte mas débil del mismo. Eso les lleva a realizar tratos curiosos, donde pueden pasar de ayudar a un poblado que está siendo diezmado por una tribu de orcos a ayudar a los mismos orcos que el poblado, reforzado por las tropas del noble local, esta eliminando hasta su extinción.



banner