La creatividad no es como los biceps, que a medida que levantas peso, van aumentando de tamaño. No existe un ejercicio en concreto que puedas realizar para desarrollarla. Sin embargo, si que hay una serie de cosas que puedes hacer, y comprobarás que hacer dichas cosas la favorece.

1 – Conserva todas tus ideas. De esto ya hemos hablado.

2 – Busca información sobre lo que quieras desarrollar, y relaciona aquella que no tenga nada que ver con lo que buscas.

3 – Lee mucho, de todo tipo de lecturas. La lectura es capaz de desarrollar tu capacidad de generar ideas de una manera increible. Pero no te centres unicamente en libros de fantasia (si lo que estás escribiendo es para juegos de rol de fantasía medieval). Lee de todo, ciencia ficcion, novela, novela negra, historia… incluso periodicos. Y una vez leido, reflexiona sobre ello, lo que me da paso al siguiente consejo.

4 – Cambia cosas. Reflexiona. Piensa como la trama de una historia que has leido en una novela negra cuadraría en un entorno de ciencia ficcion con la tecnología muy avanzada, o como una historia de ciencia ficción funcionaría en un entorno de fantasía medieval. Cambia de lugar a heroes, protagonistas, objetos. Coge noticias del periódico y metelas en otros entornos. ¿Como seria una noticia de un grupo de terroristas en la tierra medieval? ¿Y la caida de un avion de pasajeros? ¿Corrupción local? ¿O una banda de ladrones que viene de lejos y que está apartando a las bandas locales? No tengas miedo a equivocarte, pues de esas ideas pueden surgir luego temas muy interesantes.

5 – Acuerdate de desconectar de vez en cuando. Cuando veas que no avanzas, cambia de actividad, date un paseo, queda con los amigos. Esos momentos de relajación serán los que acaben dandote los avances más espectaculares.



banner