Ahora voy a describir otro caso, en este de un proyecto que está en marcha, de los considerados largos. Es una campaña cuya idea tenía desde hace años (si no recuerdo mál, en junio del año pasado ya la tenía rondando por mi mente), de esas de laaargo recorrido. De las de nivel 1 a nivel 20, que acaba en escena épica y demás, cuyo principal nemesis de los personajes es un demonio muy poderoso al que se enfrentan (bueno, el final no es exactamente ese, pero no voy a ponerme a dar spoilers así como así) en una dura lucha final.

1 – Preparación:
Mi primera idea era crear una campaña que estuviera centrada en los demonios, bien como némesis, bien como aliados. No tenía muy claro cual iba a ser el desarrollo de la misma, por lo que por añadido, no sabía ni como empezarla ni como acabarla. El planteamineto es sencillo. Demonios versus personajes. Así que en base a ese planteamiento, empecé a buscar información. Lo primero que hice fue consultar información en internet sobre demonios. Es curiosa la cantidad de información que existe en internet sobre ellos, aunque en muchos de los casos hacen referencia a juegos de rol y a un único documento, que se repite una y otra vez. Tras ello, comence a recoger ideas. De los periodicos, de los libros que estaba leyendo, de películas, de otros juegos de rol. Conseguí una cantidad interesante de ideas (47 páginas en un documento de word a tamaño de letra, donde tan solo una foto ocupa un cuarto de la página y el resto del documento es texto), unidas a algunas leidas en listas de correo y en foros. Y son únicamente ideas, que puestas a desarrollar pueden dar un número mucho más elevado de páginas.

2 – Incubación:
Ya tenia la información, y aunque es algo que nunca terminas de hacer (sigo estando al tanto, por si de vez en cuando, por si surgiera alguna nueva gran idea que guardar), era momento de madurarla. Descubrí que queria enfrentar a los personajes con los demonios, pero queria jugar con los jugadores tanto como me fuese posible.

3 – Descubrimiento:
Fue leyendo un blog, cuando se me ocurrió la idea que empuja la campaña. Fue el comentario en una lista de correo el que me dío la idea de uno de los momentos épicos de la misma. Y no recuerdo como, descubrí como me gustaría acabar a mi la campaña si fuese jugador y llevase un personaje en la misma. Teniendo en cuenta estas tres secuencias (principio, medio y final), me sentí preparado para desarrollar el resto. Así que pasé a la siguiente fase.

4 – Escritura:
Ahora mismo estoy escribiendola en los breves momentos que puedo y que me deja el desarrollo del Roll&Play y del blog. De vez en cuando vuelvo a realizar el proceso creativo de nuevo para generar partes del proyecto global (como el pueblo donde se produce el inicio de la campaña), un artefacto que es necesario, como se produce el momento épico del dentro, etc, etc. Como veis, para los proyectos largos es posible utilizar el proceso creativo una y otra vez, repitiendose hasta que se acaba, y consiguiendo que cada una de las partes se encuentre en una situación distinta.

Por cierto… este proyecto va para Roll&Play, y aunque estará a muy largo plazo (fijaos sino en los Proyectos, para ver lo que le queda todavía, que ni siquiera aparece), al final saldrá, como todo lo demas.



banner