De vez en cuando es un bardo el que se sienta en el taburete. No ha entrado en la taberna por ser perseguido o encontrarse en una situación desesperada, sino por la fama que posee como narrador de historias. Durante[…]↓ Read the rest of this entry…